149 animales abatidos en Fuentes Carrionas por personal de la Junta

Posted on 28/08/2008

0


Después de que la Dirección General de Medio Natural de la Junta dictase la Resolución del 16 de Enero de 2008 autorizando medidas excepcionales a su personal en la Reserva Regional de Caza de Fuentes Carrionas, Ecologistas en Acción-Palencia envió escrito el pasado 4 de abril con las siguientes preguntas a la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León

  • a./ Especies abatidas (número, lugares).
  • b./ Informes que avalen la necesidad de estas muertes y métodos de eliminación utilizados.
  • c./ Nombres de las personas autorizadas que han dado muerte a los ejemplares abatidos.


Después de cuatro meses esta asociación recibía una contestación parcial por parte de la Secretaría General de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, y los datos reflejados en la misma invitan cuando menos a una reflexión de cómo se está actuando dentro de la Reserva, amén de recordar que está incluida dentro de un Parque Natural:

a./ Matados 74 ciervos, 70 zorros y 5 lobos, un total de 149 animales en 75 días (del 16 enero al 3 abril), cuyos cadáveres han sido abandonados en el campo para alimentación de necrófagas.

b./ No se nos responde sobre los informes que avalen la necesidad de estos controles, ni los métodos utilizados.

c./ Se nos facilitan los nombres de los Celadores autorizados, pero no se especifican las piezas abatidas de forma individual.

Ante estos datos aportados por la administración regional, desde Ecologistas en Acción-Palencia queremos hacer las siguientes consideraciones:

Como ya hemos venido denunciando, la “famosa” Resolución en la que se ampara esta masacre oficial de animales dentro del Parque Natural de la Montaña Palentina no es legal, está basada en la ya derogada Ley 4/89, no tiene ningún tipo de fundamento más que la subjetividad de los ejecutores de la misma y no en informes, estudios o trabajos que lo avalen, requisito indispensable en la nueva Ley de Biodiversidad en la que debería basarse.

Este tipo de autorizaciones suponemos que responden, por un lado y sin ninguna duda, a facilitar un “cheque en blanco” a parte del personal de la Reserva (los más afines al Servicio Territorial de Palencia) para evitar que puedan ser fiscalizados ni controlados, y por otro a la política de no-conservación que aplica la Consejería de Medio Ambiente.

La propia Junta incumple su legislación, puesto que la Reserva Regional esta siendo gestionada sin el documento fundamental para la misma, como es el Plan de Ordenación Cinegética (POC) que con carácter decenal debe elaborarse para todas las Reservas Regionales y que es el que analiza y justifica este tipo de actuaciones.

Ecologistas en Acción-Palencia presentó un Recurso de Alzada contra esta Resolución. La contestación a este Recurso no entra en el contenido y simplemente cita que no estamos legitimados para opinar al respecto, en ningún caso se han ofrecido explicaciones válidas que justificaran la necesidad de la Resolución. Ciertamente, es difícil que la Junta pueda justificar esta Resolución puesto que no tiene justificación posible, la Reserva pensamos que no vive en un estado de excepcionalidad que obligue a este tipo de medidas y ningún técnico independiente va a certificar este tipo de medidas.

Una vez más, esto demuestra la opacidad que envuelve a todo aquello que concierne a la Reserva Regional de Caza de Fuentes Carrionas.