Suspendida la Autorización a Indureco Nuevo

Posted on 02/07/2009

0


El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, ha confirmado la suspensión de la ejecutividad de la Orden de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León de 12 de febrero de 2008 por la que se concede autorización ambiental a Indureco S.L. para Instalación de nueva planta de recuperación, almacenamiento y tratamiento de productos químicos, en el término municipal de Venta de Baños (Palencia).

 Esta suspensión en principio es solo una medida cautelar, que el tribunal dicta de manera inicial dentro de un procedimiento contencioso contra la legalidad de la solicitud  de Autorización ambiental integrada de Indureco SL para crear una nueva planta en Venta de Baños y que ha interpuesto Ecologistas en Acción, al considerar que hay grandes evidencias de que no se cumple la normativa necesaria.

 Las circunstancias por las que el Tribunal argumenta esta suspensión 

 El incumplimiento de la normativa urbanística y la omisión en la autorización de un informe preceptivo de la Confederación Hidrográfica del Duero, en la Autorización de esta actividad, y como pone de manifiesto el Tribunal,

 (Razonamiento jurídico 5, Pag.8)

–  “pues el interés público prevalente no es tanto ese tratamiento de productos sino que el mismo se realice de acuerdo con las previsiones legales, toda vez que el principio de eficacia de la actuación administrativa ha de efectuarse siempre “con sometimiento pleno a la Ley y al Derecho”, como establece el art. 103 de la Constitución, lo que aquí no concurre, por las infracciones apreciadas en la Orden impugnada”

 – “Por otra parte, de no suspenderse la Orden impugnada se pueden realizar actuaciones materiales –entre ellas el vertido, de la importancia de que se trata, aunque sea provisional- sin que se haya pronunciado sobre el sistema de vertido previsto el Organismo de cuenca competente, al que no se ha solicitado informe, de manera que en caso de una sentencia estimatoria su ejecución sería prácticamente imposible, pues es claro que los vertidos que se realicen se habrán efectuado sin posible retorno antes del informe previo y preceptivo de ese Organismo, como se ha reiterado”

 (Razonamiento jurídico 3º, pag. 7)

Entre los vertidos que se citan  “elementos contaminantes como cianuros, arsénicos,DQO… El carácter contaminante de estos elementos resulta de lo dispuesto en el anexo II, del Reglamento del Dominio Público Hidráulico, en la redacción dada por el R.D.606/2003. Además se hace mención al vertido de otros elementos como cadmio, cinc, cromo, cobre, estaño, mercurio, níquel…

 Nuestras valoraciones

Estas circunstancias, entre otras fueron advertidas repetidamente por Ecologistas en Acción, con oportunidad de alegaciones que realizó este grupo durante la tramitación administrativa de la solicitud de Autorización ambienal y que no fueron apreciadas por la Junta de Castilla y León, en ningún momento.

 Según el proyecto presentado por la empresa se pretende el vertido de 20.000 Tn/año de sustancias tóxicas según solo los niveles de la Ordenanza de Venta de Baños, mucho menos exigente que los niveles que los que establece la Confederación Hidrográfica del Duero para actividades similares, lo que permitiría verter a modo de ejemplo aceites y grasas, con valores 100 veces superior (1-100), con DQO 500 veces superior (500-1000), con  DBO 300 veces superior (200-500), 40 veces más en caso de cianuros, o el vertido de formaldehídos, amoniacos, hidrocarburos y otros compuestos para los que la Confederación Hidrográfica del Duero no contempla la posibilidad de vertido.

 Esta medida tomada por el Tribunal Superior de Justicia, tiene que ser valorado positivamente, aunque no se haya dictado sentencia, supone una garantía para los ciudadanos en defensa de su salud y del medio ambiente, así como para las empresas ya que se estima una igualdad de trato, en defensa de la normativa exigida y por tanto en su competitividad.

Aunque esta instalación se presenta como una instalación de reciclado de productos químicos, el 65% (75.000 Tn/a) son destinadas a la eliminación, es decir a la incineración o vertido final, lo que para Ecologistas en Acción hace que esta instalación tenga que aparecer en la Planificación de Residuos Industriales de Castilla y León, como instalación de eliminación, hecho  que no se contempla en la Planificación Regional.

 Por último Ecologistas en Acción quiere aclarar, ante argumentos “en algún sitio habrá que echar los residuos, o algo habrá que hacer con ellos”,

 1)      Que la normativa es igual para todas las empresas, y por tanto tiene que ser exigible de la misma forma para todas. El Estado de Derecho es lo que se está vulnerando al actuar de otro modo. Dicho de otro modo, como dice el TSJ “el interés público no es el tratamiento de estos residuos, sino que el mismo se realice según normativa”.

2)  El deber de establecer instalaciones de eliminación en nuestra comunidad corresponde según normativa a la Junta de Castilla y León a través de una planificación Según la Ley 10/1998, de 21 de abril, de residuos, las Comunidades Autónomas deberán elaborar planes autonómicos de residuos, con indicación de los lugares e instalaciones apropiados para la eliminación de los residuos (art. 5). Numerosas sentencias han apreciado que la Planificación de Castilla y León, ha eludido esta obligación durante 11 años

3)      Existen otras instalaciones en Castilla y León que aparecen en el Plan de Residuos para esta tipología de residuos, según argumenta la Junta en el Plan de Residuos con capacidad para la producción de Castilla y León, en definitiva no son justificable la ampliación a esta instalación.

4) La Junta de Castilla y León, elude la normativa y su responsabilidad, poniendo en peligro la seguridad y salud de los ciudadanos, así como del medio ambiente, en favor de esta empresa.

Anuncios