Nuevo caso de envenenamiento de especies protegidas en la provincia

Posted on 24/03/2011

0


El veneno se está convirtiendo en la principal amenaza ambiental de la región

El día 22 de marzo de 2011 se ha vuelto a registrar un nuevo episodio de envenenamiento en la provincia de Palencia. Durante la mañana de ayer se localizó un milano negro en la raya de los términos municipales de Paredes de Nava y Becerril de Campos, dos municipios reincidentes en este tipo de delitos ambientales, el penúltimo de los cuales tuvo lugar hace justo ahora un mes también en la localidad de Becerril de Campos y donde se recogieron dos milanos reales.

En los últimos años este tipo de prácticas que parecían ya olvidadas se están reproduciendo cada vez con mayor frecuencia. En esa misma zona de Tierra de Campos, y además de los casos comentados, en los últimos meses de 2010 se produjeron al menos otros dos casos de envenenamiento que afectaron también a especies protegidas como el milano real o el aguilucho lagunero.

El veneno es una práctica ilegal que causa una muerte lenta y cruel a todas las especies que ingieren directa o indirectamente los cebos envenenados o las especies que han muerto envenenadas. Aunque inicialmente está dirigido para el control de córvidos y zorros, lo cierto es que suelen ser otras especies, casi todas protegidas, las que sucumben ante este método no selectivo. Sirva como ejemplo las 16 águilas imperiales, una de las rapaces más amenazadas del Mundo, que han muerto por esta causa en Castilla y León en los últimos seis años. En ese mismo periodo también se ha registrado la muerte de 23 lobos o casi 400 buitres leonados. Otra especie catalogada como En Peligro de Extinción, el oso pardo, lleva registrados seis casos de envenenamiento en Castilla y León entre los años 2001 a 2010.

Las asociaciones firmantes exigen firmeza a la Junta de Castilla y León a la hora de perseguir estos delitos y castigar a los culpables, a la vez que van a solicitar en las próximas fechas una reunión con varios fiscales de medio ambiente para que dediquen el máximo de recursos disponibles para combatir esta lacra tipificada como delito en el Código Penal y que puede suponer para los culpables penas de hasta dos años de prisión.

También se quiere solicitar la colaboración ciudadana para combatir esta amenaza no solamente para la fauna sino también para la salud pública. Se insta a los ciudadanos a que denuncien este tipo de hechos cuando se sospeche que alguien está realizando estas prácticas ilegales o encuentre un animal muerto y se tengan indicios de que puede estar envenenado. Estos hechos pueden ser denunciados directamente al teléfono de la Guardia Civil 062 o al programa Antídoto de lucha contra el veneno en el teléfono gratuito 900 713 182.

Asociaciones firmantes de la nota:

Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL), Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica, Asociación de Naturalistas Palentinos, Plataforma para la Defensa de San Glorio, Ecologistas en Acción-Palencia, Fundación Global Nature, Asociación La Braña, Coordinadora Central Salinas

 

Anuncios