¡Qué malos son los ecologistas!

Posted on 27/12/2011

2


Ante las críticas que los ecologistas venimos cosechando por distintos sectores (empresarial, cinegético, agrario,..) motivadas por diversas sentencias judiciales contrarias a la Junta de Castilla y León, más concretamente a la Consejería de Medio Ambiente, nos sorprende gratamente el protagonismo que nos conceden, aunque nos preocupa seriamente que estos estamentos que representan a sectores productivos de nuestra provincia, sean tan complacientes con quien reiteradamente incumple la ley, cuando debería ser la garante de su cumplimiento, y perjudica seriamente los puestos de trabajo y la economía de toda la provincia palentina y de Castilla y León.

 

Recogemos brevemente las sentencias judiciales más recientes:

El Tribunal Supremo anula parcialmente el Plan de Residuos Industriales de Castilla y León, dejando de esta manera sin cobertura legal cantidad de proyectos y en el aire, puestos de trabajo.
¡Qué malos son los ecologistas! dicen los empresarios de CASLEMA.

El TSJ de Castilla y León suspende de manera cautelar la Orden Anual de Caza de Castilla y León.
¡Qué malos son los ecologistas! dicen los cazadores.

El TSJ de Castilla y León anula parcialmente el Decreto que aprueba el Plan de Conservación y Gestión del lobo en Castilla y León.
¡Qué malos son los ecologistas! dicen desde algún sindicato agrario, y en especial Donaciano Dujo.

El TSJ de Castilla y León anula la modificación del PORN del Parque Natural de Fuentes Carrionas, por lo que se paraliza (y porque no hay dinero) momentáneamente el proyecto de estación de esquí de San Glorio.
¡Qué malos son los ecologistas! dicen muchos alcaldes y vecinos de la zona.

A todas estas sentencias podemos añadir otras tantas en nuestra Comunidad Autónoma:

* Ciudad del Medio Ambiente en Soria
* Las Navas del Marqués “Ciudad del golf” en Ávila.
* Meseta Sky en Tordesillas (Valladolid).
*Tribunal de Justicia Europeo condena al reino de España por incumplimiento de legislación medioambiental en el Alto Sil en León.

Leyendo detenidamente estas sentencias, así como varias resoluciones del Procurador del Común, nos damos cuenta de que hay un denominador común en todas ellas, la Junta de Castilla y León, más concretamente la Consejería de Medio Ambiente.

Ante los ataques que sufrimos el movimiento ecologista por parte de los afectados por estas sentencias, simplemente queremos plantearles las siguientes preguntas:

  • ¿Creen realmente que los ecologistas tenemos la facultad de decidir lo que es legal o no?
  • ¿Los jueces a través de las sentencias judiciales, también están en contra del progreso y lo único que pretenden es fastidiar? o ¿es qué son también ecologistas?
  • ¿Creen Uds. que la Junta de Castilla y León tiene alguna responsabilidad en todas estas sentencias?
  • ¿Hay alguna responsabilidad que deban Uds. asumir?

Desde el movimiento ecologista nos gustaría que toda esa energía que gastan en descalificarnos y pretender hacernos culpables de todos sus males, la centraran en estar vigilantes a las decisiones que la Junta de Castilla y León adopte al respecto de sus actividades. Más que nada porque ser ecologista es una manera de pensar y de actuar, no somos un grupo cerrado de personas al que se accede por oposición.

En sentencias recientes como la Ley de Residuos y la Orden Anual de Caza, mucho mejor le hubiera ido a la sociedad castellano y leonesa en general y a los colectivos directamente afectados en particular, si en vez de aplaudir y hacer genuflexiones ante la Junta de Castilla y León, hubieran apoyado y presionado, igual que hicimos los ecologistas, para que la Junta hiciera las cosas ajustándose a la legalidad.

Para terminar, queremos dejar claro que estos procesos para restablecer la legalidad mancillada por la administración regional, no solo NO están subvencionados sino que nos cuesta dinero de nuestros bolsillos, dinero que como trabajadores que somos, nos lo ganamos con el sudor de nuestra frente, no cobrando subvenciones.

Que los ecologistas vivimos de las subvenciones, es tan cierto, como que soltamos topillos desde avionetas para dar de comer a las águilas.

Queremos dejar claro que los que si viven (algunos muy bien) del dinero público son los políticos de la administración regional, suponemos que para que hagan bien su trabajo y eviten en la medida de lo posible mostrarnos su ineficacia, su incapacidad y su prepotencia. Flaco favor hacen a la sociedad estas asociaciones que no buscan más beneficio que el suyo particular en detrimento del interés general, y no dudan en ignorar al poder judicial y aplaudir a los condenados.

Ecologistas en Acción-Palencia
palencia@ecologistasenaccion.org
http://www.ecologistasenaccion.org

Anuncios