Los recortes del gobierno regional como causa de los incendios en Castilla y León

Posted on 06/09/2012

0


Lo hemos dicho siempre y apoyamos a estos trabajadores, la PREVENCIÓN, además de evitar incendios, da trabajo

La voracidad y las dimensiones de los incendios de este año están dejando al descubierto la mala gestión en materia de prevención y extinción de incendios llevada a cabo por las Administraciones públicas. A día de hoy cobra especial relieve el Gobierno de la Junta de Castilla y León, que tras haber recortado en más del 50% los recursos destinados a esta materia, está sufriendo ahora las consecuencias de su política desacertada.

Nota de prensa de la Federación de Industria y Trabajadores Agrarios de UGT 24-8-12

Logotipo de UGT-FITAG

Los recortes en materia forestal han dejado en la Comunidad unos equipos de prevención y extinción de incendios exentos prácticamente de profesionales, y carentes de recursos tanto aéreos como humanos, teniendo que recurrir al voluntariado, a los medios del Ministerio de Agricultura, a la Brigada de Refuerzos contra Incendios Forestales (BRIF) y la Unidad Militar de Emergencias (UME).

El fuego en la zona de Tabuyo y Castrocontrigo, que todavía continúa activo pero estabilizado, aparte del daño medioambiental se ha llevado también por delante las perspectivas de crecimiento económico de una comarca que iba a beneficiarse de un plan resinero de la Unión Europea, destinado a convertirse en una fuente importante de creación de empleo. Ahora los sueños prosperidad de muchos de los habitantes también han sido arrasados por el fuego puesto que la mayoría de los pinos destinados a ese fin han sido quemados.

Al igual que desde la Junta de Castilla y León se condena la actuación de los pirómanos y se pide el incremento de las penas de este tipos de delitos, desde FITAG-UGT a través de su responsable del sector Forestal, Antonio Gómez, señalamos como responsables subsidiarios de tales catástrofes a la Administración regional porque con su negligente política de recortes en los servicios de prevención y extinción de incendios ha colaborado a que se quemen muchas más hectáreas por la falta de medios. Desde nuestra Federación consideramos que tales despropósitos en la protección de los recursos medioambientales, que en definitiva son patrimonio de todos los ciudadanos tendrían que tener un coste político y dar lugar a dimisiones.

Desde UGT nos seguimos preguntando cuántas hectáreas más tendrán que quemarse para que las Administraciones tomen conciencia de la necesidad de llevar a cabo políticas forestales eficientes que potencien la prevención y extinción de incendios.

Anuncios