La Junta de Castilla y León no permite la entrada del representante de los ecologistas en la Junta Consultiva de la Reserva Regional de Caza de Fuentes Carrionas

Posted on 13/03/2013

0


En la reunión de la Junta Consultiva, celebrada hoy en Cervera de Pisuerga, la persona que representaba a los grupos de conservación de la naturaleza no fue admitida alegando que no era ni titular ni suplente, a pesar de que las asociaciones ecologistas y el titular de éstas habían informado con antelación de esta sustitución.

La Junta de Castilla y León, en un hecho sin precedentes, no permite la entrada del representante de los grupos ecologistas en la Junta Consultiva de la Reserva Regional de Caza de Fuentes Carrionas, celebrada hoy en Cervera de Pisuerga, a pesar de haber sido comunicada la sustitución con antelación y, lo que es más grave, habiendo precedentes en años anteriores de haber permitido la asistencia de personal no perteneciente a la Junta Consultiva y/o sustituciones como esta, sin olvidar que la reunión ha sido convocada sin cumplir los plazos legales. Es evidente que la pretensión del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta es clara, en lugar de optar por la transparencia, el diálogo y la búsqueda de soluciones para los males que azotan a la Reserva Regional, ha preferido una reunión tranquila, con meras comparsas que afirmen y confirmen las decisiones previamente tomadas, siguiendo en la línea de considerar la Reserva como su Coto Privado de Caza en lugar del espacio público que representa. En este caso concreto la reunión de este año era muy importante porque, además de los motivos habituales que venimos exponiendo año tras año de nefasta gestión y de permanente decadencia de la Reserva, confirmados por los datos de caza aportados, había dos puntos a tratar que la Junta de Castilla y León pretende evitar a toda costa:

La nueva normativa de las Reservas Regionales de Caza en Castilla y León, que supone la privatización de las mismas en beneficio y logrando mantener a los que han hecho una

horrenda gestión durante décadas. En este punto los ecologistas pretendían informar a las Juntas Vecinales.

Y lo más grave, la situación en la que se encuentra el Celador Mayor de la Reserva Regional de Caza que supuestamente está siendo objeto de un expediente administrativo

sancionador, que se está tramitando de manera reservada.

El Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León en Palencia tenía intención de permitir la entrada al representante de los grupos de conservación de la naturaleza pero finalmente los formalismos esgrimidos por el Jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente, se decidió no permitir esta entrada, a pesar de que el Delagado es consciente, porque así ha sido informado, de que tarde o temprano tendrá que solucionar el problema acuciante de la situación del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Palencia y de la Reserva Regional que lleva ya demasiados años en el candelero.

Asociaciónes firmantes de la Nota: ASCEL – PDCC (Plataforma Defensa Cordillera Cantábrica) – ANPA (Asociación de Naturalistas Palentinos) CCSA (Coordinadora contra Central Salinas) – LA BRAÑA – FAPAS – ECOLOGISTAS EN ACCION-PALENCIA

Anuncios