Nuevo Recurso contra el Archivo del disparo a un Oso Pardo en 2012.

Posted on 27/01/2014

0


 

El auto del Juzgado de Instrucción número 1 de Cervera de Pisuerga, dictado el pasado 17 de Diciembre, archiva de nuevo la causa por el disparo a un oso durante una cacería el 14 de Octubre de 2012, después de tomar declaración a dos participantes.  

El Juzgado de Cervera de Pisuerga tuvo que reabrir el caso, obligado por la Audiencia de Palencia, y tomar declaración a uno de los participantes en la cacería, que resultó ser un agente medioambiental que participaba como perrero en su día libre; finalmente el juzgado también decidió tomar declaración al hermano del Agente que, a pesar de todo, optaron por no aportar luz al caso.

El recurso, presentado por la Plataforma para la Defensa de la Cordillera Cantábrica y apoyado por Ecologistas en Acción, pide la imputación del cazador que disparó bajo circunstancias no fortuitas y que además presume de ser experimentado, pero también solicita la imputación del Celador de Medio Ambiente de la Reserva, empleado público que decía que controlaba la cacería, pero que se ha demostrado que no era cierto, sino que fue partícipe en su descontrol , descontrol que llevo a la más que probable muerte del oso.

Después de estas declaraciones, la Juez y la Fiscalía deciden archivar el caso porque no ven delito contra la flora y la fauna, sin entrar a valorar ni a investigar el desarrollo de la cacería que, si bien, se celebró con autorización, pudo después desarrollarse sin las indicaciones de esa autorización, siendo por lo tanto el disparo del oso un acontecimiento forzado por esas negligencias y no fortuito.

De prosperar el archivo de esta denuncia, se sentará un peligroso precedente, como es el que que un “supuesto” error a la hora de disparar a una especie protegida no tiene responsabilidad alguna, se queda tan solo en un desafortunado accidente.

Tampoco ha investigado el juzgado porque la cacería y el abatimiento del oso pardo se produjo en una Zona de Reserva, donde precisamente este tipo de actividades está expresamente prohibidas por el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Parque.

En todo caso, estas diligencias judiciales demuestran que las cacerías en la Reserva Regional de Caza de Fuentes Carrionas son un auténtico descontrol, donde prima la voluntad y la decisión de los cazadores, sobre cualquier otra cosa, siendo, en definitiva, un caos organizativo y un despropósito total.

Todavía más vergonzosa resulta la actitud de la Junta de Castilla y León de intentar confundir al Juzgado, haciendo creer que el oso estaba vivo, mostrando fotos de osos de días posteriores diciendo que era el disparado, y las declaraciones de los participantes. Estos hechos demuestran la connivencia entre todos, consentida y avalada por el Servicio Territorial de Medio Ambiente, que en lugar de esclarecer, oscurece.

Asociaciones firmantes de la Nota:

Plataforma en Defensa de la Cordillera Cantábrica

Ecologistas en Acción Palencia

Asociación para la Conservación y Estudio del Lobo Ibérico (ASCEL)

Asociación de Naturalistas Palentinos (ANPA)

Anuncios
Etiquetado: ,