SOBRE LA NUEVA ILUMINACIÓN DEL CRISTO DEL OTERO

Posted on 15/07/2014

0



Los ciudadanos de Palencia asistimos desde hace unas semanas atónitos a la nueva imagen nocturna que presenta El Cristo del Otero, la recién estrenada iluminación lo ha llenado de fantásticos y variados colorines (malva, verde, azulón, rosita,..) que se suceden a cada rato. Como no puede ser de otra manera esta actuación del equipo de Gobierno local ha suscitado todo tipo de opiniones en los mentideros de la ciudad, tanto a favor como en contra, aunque mucho nos tememos que la medida no ha causado el agrado esperado en la ciudadanía, entre otras cosas porque tampoco era sentida como necesaria, ni nadie lo había demandado, con lo cual esta última actuación estética en el Cerro del Otero está metiéndose en nuestras retinas con calzador….

Detengámonos a calibrar el alcance de esta ocurrencia, ya que va mucho más allá que el mero acierto de presentar la imagen de unos colores u otros, y es que con la nueva iluminación el mensaje de sobriedad que quiso trasladar el maestro Victorio Macho, erigiendo una escultura totalmente integrada y acorde a la adustez del paisaje meseteño, queda echado por tierra. Consideramos que hay una falta absoluta de respeto para con el artista, quien quiso dotar a la imagen de un aspecto lo más austero posible. Nos preguntamos si los miembros del gobierno municipal se habrán parado un momento a pensar -¿Qué pensaría el escultor si pudiera contemplar lo que se ha hecho con su magnánima obra?

Resulta paradójico que en estos tres años de gobierno popular nos hayan aburrido hasta la saciedad con lo indispensable de recortar bienes y servicios para paliar las consecuencias de la crisis y ahora de repente (se acercan las elecciones) se envuelven en el manto de la eficiencia energética, olvidándose del otro pilar básico, el ahorro, y deciden que nos podemos permitir una factura extra, no necesaria, de luz.

Parece que a los responsables del Ayuntamiento las connotaciones artísticas y de ahorro se la traen al pairo y han preferido ver en nuestro coloso un vulgar ¿reclamo turístico? al que se le puede cambiar su fisonomía según el antojo o entendederas de alcaldes y concejales de turno, que no de los vecinos, que no necesitamos de alharacas, ni gastos extra, para sentirnos maravillados con nuestro Cristo.

Y es que a falta de ideas y proyectos culturales dignos en nuestra ciudad, a nuestros responsables municipales no se les viene al magín otra cosa que actuaciones peregrinas como la que nos ocupa. -¿Se imaginan que los segovianos, por poner un ejemplo cercano, en vez de apostar por el Titirimundi, festival prestigioso en todo el mundo dedicado al teatro de títeres y marionetas, se conformaran con adornar todos los arcos del acueducto con guirnaldas y luminarias, y encima saliera algún preboste municipal intentando convencer que eso es lo que atrae al turismo…? Pues así, o muy parecido, andamos con lo nuestro….

Nuestro legado cultural, y desde luego el Cristo, bien gestionado, con audacia de ideas, desde luego, pero con seriedad y respeto en las propuestas culturales y turísticas para con los propios natales y foráneos, sin tratarles de mentecatos engañándonos/les con artificios vanos, debe ser impulsor de un flujo de turistas que, no olvidemos, cada vez es más experto, inteligente y buscador de la esencialidad de los lugares que visita.

Por otra parte, tampoco estaría de más dejar a la efigie descansar en paz; no merece la pena mantenerle toda la noche alumbrado con colores neón para un dudoso disfrute visual de cuatro conductores que llegan a esas horas por la carretera de Santander. A partir de una hora razonable, cuando ya todos descansamos, apaguémosle la luz, él nos lo agradecerá, las arcas municipales también.  

Anuncios