LA PERNÍA, ¿VALORACIÓN POSITIVA?

Posted on 23/08/2014

0



El pasado domingo el alcalde de La Pernía era entrevistado en un diario provincial y, como todos los alcaldes, a la pregunta de la valoración que hacía sobre de la legislatura transcurrida, la respuesta era que muy positiva.

Todavía estamos esperando leer a algún político, grande o pequeño, que haga una valoración regular o incluso negativa de su gestión, más en estos tiempos que corren, muy complicados para sus ciudadanos.

En el caso concreto de La Pernía, estamos muy de acuerdo con el alcalde en su interés y potenciación de la ganadería que junto con el turismo y la pequeña transformación agroalimentaría podrían ser los motores de esa pequeña comarca, pero no podemos compartir algunas otras consideraciones que son errores para nada menores, más bien grandes errores, por los que el alcalde, sin ningún rubor, saca pecho.

No puede el alcalde hacernos creer que la embotelladora de agua y la residencia/centro de día son buenos proyectos.

La embotelladora de agua es un fracaso sin parangón, y más si lo comparamos con el tamaño de la comarca, estando actualmente en un extraño concurso de acreedores, y decimos extraño por lo que se está alargando en el tiempo, con un volumen de deuda que podría superar con creces los 10 millones de euros, auténtica barbaridad.

Y la residencia/centro de día es otro de esos proyectos que se llevan años vendiendo, pero no arrancan, afirma el regidor que tienen empresas interesadas pero no desvela cuantas se han interesado anteriormente y han desistido, entre otras cosas, porque el tamaño la hace inviable según la nueva normativa de la Junta de Castilla y León, que no considera viables a este tipo de centros si no tienen más de 50 plazas. Además, en Cervera tienen un ejemplo muy claro.

Es cierto que ambos proyectos le vienen heredados al Sr. Alcalde de su predecesor en el cargo que cometió estos importantes errores junto con las viviendas protegidas (6 construidas: 3 adjudicadas, 3 vacías y solo un residente habitual), pero no puede ni debe el alcalde actual insistir en lo mismo y, lo que es peor, querer hacer creer que son buenos proyectos, estando uno de ellos incluso camino de la quiebra.

Puesto que el Parque Natural tiene pocos defensores, salvo los “malvados ecologistas”, nos alegramos de que el alcalde no vea un enemigo muy grande en el Parque, porque estamos convencidos de que solamente la potenciación del Parque Natural por parte de la Junta de Castilla y León, es lo que podrá dar algo de esperanza a la comarca, si bien es verdad que el Parque hasta ahora está siendo un simple “florero”.

Y de los lobos, que decir de los lobos, que la ganadería en la Montaña Palentina tiene algunos problemas importantes y que el lobo no es uno de ellos, a pesar de que el señor alcalde, como cazador, quiera arrimar el ascua a su sardina. Indemnizaciones y rápidas sí, picaresca y cargarle todo al lobo, no. Hacernos creer que el mundo cinegético va a ser la solución, tampoco, y a los hechos nos remitimos.

Nos entristece confirmar que La Pernía camina, como gran parte de las comarcas de esta provincia, hacia una despoblación imparable y con muy poco futuro. Podemos entender que los alcaldes se nieguen o no quieran decirlo públicamente, pero eso nada tiene que ver con faltar a la verdad y a la realidad.

Anuncios