Desde Palencia condenamos las amenazas a los compañeros de EeA-Valladolid

Posted on 21/10/2014

0



La situación se repite, no es algo nuevo en el movimiento ecologista, ni dentro de nuestra organización. En Palencia lo sabemos bien por, entre otros temas, la estación de esquí de San Glorio, políticos que no asumen su responsabilidad e intentan ocultar su incompetencia culpándonos a los “malvados” ecologistas que hemos osado denunciar las irregularidades que desde la administración de turno se cometen, siempre por encima de la ley.

Ahora son los compañeros de Valladolid los que están sufriendo las consecuencias de tener un alcalde incompetente y cobarde, que en vez de reconocer su error, pedir disculpas y marcharse muy lejos, pone al pie de los caballos a aquellos que han tenido la valentía de cumplir con su deber: la defensa del bien común por encima de cuestiones meramente economicistas.

Según el Alcalde y los organizadores del evento de pingüinos ¿qué deberían haber hecho aquellos que detectaron una ilegalidad? ¿mirar para otro lado?. Para el representante de Turismoto (cada uno corre con sus responsabilidades y debe saber donde se mete)  hubiera sido lo más acertado. Para aquellos que trabajamos por la defensa del medio ambiente está claro que había que denunciarlo, por coherencia y responsabilidad.

Copiamos a continuación la nota de los compañeros de Valladolid ….

ECOLOGISTAS EN ACCIÓN DENUNCIA AMENAZAS POR LA SUSPENSIÓN DE LA CONCENTRACIÓN PINGÜINOS 
Responsabilizan personalmente al Alcalde de Valladolid, Javier León, y al Presidente de Turismoto, Mariano Parellada, de promover el linchamiento para encubrir su propia ineptitud

Tras la decisión adoptada por el Club Turismoto y el Ayuntamiento de Valladolid de suspender la próxima edición de la Concentración Motorista “Pingüinos” por las dudas sobre la legalidad de su emplazamiento en el espacio natural protegido del Pinar de Antequera, al sur de la ciudad, miembros del colectivo motero han emprendido en las redes sociales una campaña de insultos y amenazas contra Ecologistas en Acción, animando a agredir su sede e incluso a sus miembros.

Los ecologistas consideran que dicha campaña ha sido lanzada por el Club Turismoto y el Alcalde de Valladolid para encubrir su propia ineptitud y su actuación ilegal durante los seis años en que han organizado la Concentración Motorista “Pingüinos” en el entorno de la playa de Puente Duero, dentro del Pinar de Antequera, a sabiendas de que esta acampada masiva con participación de decenas de miles de personas con sus vehículos era incompatible con la protección legal del monte.

Así lo han puesto de manifiesto dos sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, de abril y octubre de 2014, que señalan que “no queda suficientemente acreditada la compatibilidad necesaria entre la conservación de los valores naturales -particularmente la flora- con una concentración masiva de motoristas con acampada”, entre otros razonamientos jurídicos que le han llevado a declarar ilegales las concentraciones celebradas en los años 2010 y 2011.

Tras intentar sortear estos pronunciamientos judiciales trasladando la acampada de Pingüinos 2015 a otra parte del mismo monte, parece que Turismoto y Ayuntamiento de Valladolid han tenido finalmente que suspender la concentración ante la ilegalidad evidente, y también por el retraso de las obras de la nueva sede de la concentración “Pingüinos” en una parcela municipal colindante (antigua Hípica Militar), obras aprobadas por el Ayuntamiento que se financian con un millón de euros desviados de una escuela infantil comprometida en el barrio vallisoletano de La Rondilla.

A pesar de las dudas sobre la conveniencia de desviar este dinero público de una escuela necesaria a la sede de una actividad comercial privada como la promovida por Turismoto, los ecologistas comunicaron ya en primavera a los organizadores que no veían en principio inconveniente ambiental con el cambio de ubicación a la parcela de la antigua Hípica Militar, siempre que la totalidad de las instalaciones, incluida la zona de acampada, se realizaran fuera del Pinar de Antequera, para lo cual propusieron la utilización de una parcela privada no arbolada colindante.

Esta fue la postura reiterada el pasado martes a la Concejala de Turismo del Ayuntamiento, Mercedes Cantalapiedra, que el jueves convocó a las asociaciones Ecologistas en Acción y Ciudad Sostenible para anunciarles la suspensión de Pingüinos 2015. “Como ya ocurriera durante la pasada primavera en la primera parte de esta campaña de linchamiento, nos sorprende de nuevo la mala fe y la agresividad mostradas con posterioridad a estas conversaciones por la edil y el Alcalde de Valladolid”, han declarado los ecologistas..

Ecologistas en Acción recuerda que el Pinar de Antequera es un monte de utilidad pública incluido en la Red de Espacios Naturales de Castilla y León, que ha sido catalogado como Área de Singular Valor Ecológico por las Directrices de Ordenación Territorial de Valladolid y Entorno y está asimismo calificado como Suelo Rústico con Protección Natural por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valladolid, Plan aprobado por cierto por el propio Ayuntamiento de la ciudad.

En los últimos seis años, el Club Turismoto ha venido realizando ilegalmente su concentración motorista en el interior del espacio natural protegido, dañándolo gravemente en una superficie de 31 hectáreas, en la que según los informes de la Junta de Castilla y León han desaparecido 11.000 pimpollos de pino piñonero y cientos de árboles han sido cortados o dañados. El coste de la restauración de la zona de acampada se ha evaluado en doscientos mil euros, de los cuales Turismoto aportará a lo sumo los 45.000 euros del aval depositado ante la Junta en el año 2008.

Ecologistas en Acción advierte al Alcalde de Valladolid, Javier León, y al Presidente de Turismoto, Mariano Parellada, que se defenderá de la nueva tentativa de linchamiento  promovida por ambos responsables para encubrir ante la ciudadanía su incapacidad, denunciando de inmediato cualquier agresión de que puedan ser objeto. Asimismo, les emplaza a que si tienen interés por mantener la concentración motorista “Pingüinos” en Valladolid, empiecen a trabajar por primera vez en siete años en buscar emplazamientos en los que dicha actividad sea legal.

En el caso de persistir en su intención de mantener la concentración motorista en el Pinar, que es patrimonio de todos los vallisoletanos, los ecologistas promoverán entre asociaciones de protección de la naturaleza de toda España y Europa una campaña de denuncia de las ilegalidades que se han producido hasta este momento.

Anuncios
Posted in: convocatorias