Prohibición de las cacerías de ánsares en el entorno de los humedales de La Nava y Boada

Posted on 05/01/2015

0


Una petición de colaboración efectuada por ANPA (Asociación de Naturalistas Palentinos).

La Junta de Castilla y León está autorizando la caza de aves acuáticas en los humedales palentinos de La Nava y Boada, ambos espacios naturales protegidos por la normativa autonómica y comunitaria. Estas pequeñas lagunas tienen una extensión muy pequeña, pero son un importante lugar de invernada para varios miles de ánsares comunes y patos.

Además, estos humedales son desde hace años un referente turístico para miles de personas que disfrutan en estos espacios naturales de la observación de la naturaleza y del paisaje.

De forma irracional e inconsciente, la Junta de Castilla y León está autorizando la caza de ánsares comunes desde puestos fijos situados a escasos metros de las lagunas, una actividad incompatible con el turismo de naturaleza y que supone un claro atentado para la conservación de estos humedales.

La caza de ánsares se puede realizar en las miles de hectáreas que rodean los humedales, pero la modalidad propuesta es absurda e irracional y tan solo conseguirá que los ánsares abandonen las lagunas. Con más del 95% de la superficie de España convertida en terrenos cinegéticos, las administraciones tienen que velar y garantizar la existencia de lugares libres de caza, máxime si se trata de espacios naturales protegidos, para garantizar el disfrute de la naturaleza por los muchos millones de personas que no son cazadores.

Por ello, solicitamos a la Junta de Castilla y León que prohíba este tipo de cacerías en el entorno de los humedales, y no prive con ello a miles de ciudadanos de practicar una actividad de tiempo libre y un derecho constitucional como es el disfrute del medio ambiente.

Firma: https://t.co/YQgXxNTWe4

Anuncios