Opinión de un habitante de la Montaña Palentina

Posted on 13/02/2015

0


Durante varios días de principios de este mes de febrero, se produjo un capítulo de nevadas generalizadas, que afectó especialmente a la montaña palentina.

Cientos de habitantes de pequeños pueblos de esta zona, quedamos aislad@s e incomunicad@s durante varios días,(todavía queda Piedrasluengas).

Incluso algun@s sin luz eléctrica, paradójicamente situado a orillas de un pantano con central eléctrica, que para su construcción en los años 30 inundaron nuestros mejores valles.

 

Nos dicen desde las distintas administraciones que ha sido una ola de frío histórica, descomunal, difícil de afrontar….pero mi modesta impresión es que en el país donde, por poner un ejemplo, mas coches oficiales existen en la UE, han sido incapaces de tener el número suficiente de máquinas quitanieves para que no se incomunicaran los pueblos y sus gentes, gran parte de edad avanzada, con todo lo que eso conlleva, inseguridad, desabastecimiento, ganado sin poder atender…

 

Seguramente somos pocos en número, por eso electoralmente tenemos poca importancia para los que mandan, pero pagamos nuestros impuestos igual que cualquier ciudadan@, y nos cuesta salir adelante como a tod@s, con mucho sacrificio, y mas, en una zona, en donde la ganadería, que ha sido el sustento principal durante muchas generaciones, se va apagando poco a poco, “gracias” a l@s mism@s que no mandaron las máquinas quitanieves.

 

Estos mismos no dejan de pasearse por las fiestas de nuestros pueblos a comer “la pancetada”. Tal vez, este año, por poca decencia que les quede, debieran prescindir en sus agendas de dichos eventos. No nos va a importar su ausencia.

 

Sirva estas líneas para reclamar desde este rincón de la montaña palentina, de gente recia, trabajadora y hospitalaria, no se nos trate como ciudadan@s de segunda, que los que aquí vivimos, luchamos, sentimos, soñamos y sufrimos de igual modo que los ciudadan@s de las grandes urbes.

 

Poco o nada cambiará en las siguientes nevadas, seguro, pero al menos, haciéndolo público, canalizamos nuestra rabia por el trato inhumano que nos han brindado los que mandan.

 

Anuncios