Desenchufa la energía nuclear

Posted on 21/04/2016

0



Con motivo del 30 aniversario de la catástrofe de Chernóbil

El accidente de Chernóbil significó por primera vez una fuga a gran escala de radiactividad, que viajó en forma de nube por toda Europa, y puso de manifiesto que la seguridad nuclear no es algo que ataña solo al país que posee las centrales, puesto que la radiactividad puede viajar miles de km. La catástrofe supuso unos siete millones de afectados, la mitad de la población de Bielorrusia analizada presenta mutaciones en la sangre, una extensión contaminada de 150.000 km2 y el número de cánceres de tiroides se multiplicó por cien. Un círculo de 30 km en torno a la central resulta inhabitable.

No podemos permitir que estos desastres vuelvan a ocurrir. Por eso, al ahorro, que debe ser la base de nuestro quehacer cotidiano, debemos sumar otras fuentes de energía y otras comercializadoras, así no solo dejamos de financiar a las grandes eléctricas sino que declaramos nuestra independencia de tecnologías de generación sucia, centralizada, e insostenible.

Anuncios
Posted in: Energía