Santoyo celebró el Día Mundial de los Bosques Autóctonos

Posted on 02/12/2016

0



¿Que mejor fecha que el Día Mundial de los Bosques, para salir al campo a plantar árboles con tus amigos y vecinos, y hacer valer el derecho que todos tenemos a disfrutar, a defender y a restaurar nuestro medio ambiente?

Pues bien, el pasado día 27 de noviembre, la villa de Santoyo y Santiago del Val, se dedicó en tan señalada efeméride a poblar las laderas y los cerros de sus campos con árboles y arbustos.

Y es que  ésta es ya su cuarta edición anual consecutiva de lo que llaman Proyecto ARBA, en las que ya se han plantado más de mil árboles entre encinas, quejigos, sabinas y varias especies de arbustos.

El Proyecto “Bosquecillos de ARBA” en Santoyo, no es otra cosa que una iniciativa recreativa y cultural, cuyo fin es poblar con especies arbóreas y arbustivas las fincas de utilidad pública que se encuentran abandonadas por su difícil o poca rentabilidad agraria. La particularidad que tiene esta acción es que se realiza exclusivamente con especies autóctonas. Esta actividad forma parte del Programa de Voluntariado Ambiental patrocinado por la Fundación Caja Burgos – Obra Social “la Caixa”.

foto

Hasta el año pasado se venía forestando con plantas de semillas y bellotas procedentes de la zona del Cerrato (Tabanera, Astudillo…), preparadas en el vivero de la asociación ARBA-Valladolid. Gracias a las instrucciones y consejos de los técnicos de esa entidad, se logró un pequeño vivero en el mismo municipio, y hoy, orgulloso, ya se puede decir que se han plantado las primeras encinas y quejigos nacidos en la misma localidad.

Estas jornadas son promovidas conjuntamente por las asociaciones locales, ARBA, y Ecologistas en Acción y respaldadas por el Ayuntamiento de Santoyo, y en ellas participan muy activamente los jóvenes del pueblo y muchos simpatizantes venidos de Valladolid y Palencia sensibilizados con la protección del medio ambiente, en su mayoría chicas. El campo lo labran los hombres, pero como vemos, labores no menos importantes que las de aquellos, son desempeñadas por las mujeres de Tierra de Campos.

Hemos observado que cada vez son más los padres que traen a sus hijos pequeños para educarlos y concienciarlos en defensa de la naturaleza.

Pero durante las jornadas, no solo se plantan árboles, monitores imparten “in situ” lecciones básicas de silvicultura, con un contenido desde como diferenciar unas especies de otras en cuanto a sus parecidos, elección y mejora del terreno donde plantar, compatibilidades entre especies, hasta breves lecciones de entomología sobre insectos beneficiosos para la agricultura. También participa ACENVA colocando posaderos e instalando cajas nido destinadas a las aves rapaces, con la intención de que esas aves vigilen y minimicen el comportamiento instintivo de los roedores, en pequeñas áreas donde a modo de experimentación se siembran bellotas directamente en tierra.

De lo más reconfortante de estos encuentros realizados a bajas temperaturas, es juntarse todos en la Casa de la Cultura o en el TeleClub al calor de una estufa de leña, para disfrutar de un buen almuerzo al estilo castellano a base de panceta asada, pan y vino de la localidad, y compartir las viandas aportadas por los asistentes.

Completan el día con otras actividades, como visitas a los lugares de interés de la localidad o inmediaciones. Y cuando el tiempo no acompaña, comparten juegos en el interior de los locales, como bingos o campeonatos súbitos de futbolín.

Anuncios