La Junta autoriza el uso excepcional de suelo rústico para la mina de uranio de Retortillo en Salamanca

Posted on 21/07/2017

0



La Comisión Territorial de Medio Ambiente y Urbanismo de Salamanca autorizó el pasado jueves el uso excepcional en suelo rústico de la mina de uranio de Retortillo, lo que permitirá a Berkeley Minera comenzar la construcción de las instalaciones mineras del proyecto.

Votaron en contra de autorizar de forma excepcional el uso de suelo rústico para construir una mina en el término de Retortillo los ecologistas, CCOO y COAG, mientras que UGT y las organizaciones empresariales se abstuvieron.

La plataforma ciudadana Stop Uranio advierten que se hace “en base a que se considere de interés público el proyecto minero. Qué gran contradicción, precisamente ahora que muchos ayuntamientos de la zona, la mayoría gobernados por el PP, se han posicionado claramente en contra de la mina, la Administración Regional les da la espalda y considera que tiene interés que se instale la única mina de uranio de Europa en el Campo Charro”.

Recuerda Stop Uranio que el único ayuntamiento que está a favor de la mina es Retortillo, “cuyo alcalde tiene una denuncia por presunta prevaricación, por supuestamente favorecer a la empresa minera. También tienen pendiente una querella los anteriores responsables de ese ayuntamiento durante la legislatura anterior, todavía no resuelta por el Juzgado de primera instancia e instrucción de Ciudad Rodrigo. ¿Son conscientes en la Junta de Castilla y León de que van a asociar el nombre de Salamanca con la localización de un depósito de residuos radiactivos? ¿Seguro que no se van a ver perjudicadas otras actividades por esa ubicación tan cuestionada en toda Europa?”.

Mientras, el sindicato Comisiones Obreras (CCOO) también se opone a la consideración de interés general con la que la Dirección General de Industria, Energía y Minas cataloga esta explotación de uranio. “Entendemos que se contrapone con intereses que afectan a terceros, en algún caso, y que conlleva una serie de efectos secundarios en su explotación, que aún están pendientes de valorar y que creemos importante tener en cuenta, a medio y largo plazo, una vez que comience la extracción de este mineral”, afirma el secretario provincial del sindicato, Emilio Pérez.

Y aclara que “en ningún caso nos oponemos a la apertura de cualquier centro de trabajo en nuestra provincia ni a cualquier fuente de desarrollo económico en esta comarca, pero sí que manifestamos nuestra oposición por la incertidumbre que sobrevuela sobre las consecuencias posteriores, contaminación ambiental, acústica y de las aguas de la zona”.

Otras opiniones en contra:

Para Ignacio Paredero, secretario de Podemos Salamanca, “es incomprensible que la Junta apoye un proyecto contrario a la salud de la ciudadanía salmantina, a nuestra ganadería extensiva y a los productos de nuestra tierra, sin escuchar a nadie, incluidos los alcaldes de la zona, muchos del Partido Popular”.

A su vez, Francisco Javier Herrero Polo, coordinador de Izquierda Unida Salamanca, considera que “una vez más los responsables institucionales del PP en Castilla y León velan por oscuros intereses, en este caso los de la minera australiana, y no podemos si no preguntarnos cuales son las posibles contraprestaciones”.

Y Manolo Serrano, portavoz de Equo, añade que “hoy el lobby minero ha hablado por boca de los políticos y funcionarios de la Junta imponiendo su “interés” frente al interés público medioambiental de rango constitucional: en Equo no olvidaremos esta afrenta”.

Extraido de articulos publicados en “lacronicadesalamanca.com” y “salamanca24horas.com”

Anuncios