Portugal denuncia el daño ecológico de la mina de uranio en Retortillo (Salamanca)

Posted on 06/03/2018

0



La futura construcción de una mina de uranio a cielo abierto en una zona protegida de Salamanca ha llevado a vecinos y organizaciones ecologistas a denunciar el daño ecológico y para el desarrollo que provocaría en la comarca. También la República de PORTUGAL se suma a estas denuncias y está tomando todas las medidas a su alcance para evitar que se autorice la mina, por considerar que afecta de forma directa a su país.

La empresa Berkeley Minera aún tiene que superar varias batallas legales antes de continuar con el proyecto, pero ya ha causado un daño ambiental irreparable: la tala de miles de encinas centenarias.

1

Se arrancaron ya, unas 2.000 encinas centenarias.

El paisaje de la comarca del Campo del Yeltes es la propia del Campo Charro salmantino. Está formado por dehesas pobladas de robles y encinas centenarias. Zonas principalmente de pastos con abundantes charcas y arroyos, un terreno dedicado tradicionalmente a la cría de ganado.

Las reses que pastan entre los encinares no son los únicos habitantes de estas dehesas. Entre las riberas de los ríos Yeltes, Huebra y Uces viven multitud de especies en una zona protegida por la Red Natura 2000, considerada como Lugar de Importancia Comunitaria (LIC).

2

Río Yeltes. Red Natura 2000 y lugar de Importancia Comunitaria

Los opositores creen que el texto de la Declaración de Impacto Ambiental deja mucho que desear. WWF encargó a expertos de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) la realización de un informe pormenorizado sobre los efectos que la construcción de la mina y su explotación podrían tener sobre esta zona protegida.

Según la organización ecologista, y a tenor de los resultados mostrados por el informe de la UCLM, la declaración de impacto aprobada expone varias contradicciones y errores realizados durante la evaluación inicial.

“El resultado es muy claro. Con la realización de este proyecto se incumplirían dos directivas europeas que son la Directiva Marco de Aguas y la Directiva de Hábitats”, explica una de sus autoras, la bióloga Graciela Gómez Nicola, del departamento de Ciencias Ambientales de la UCLM
Vertidos en el Yeltes

Como consecuencia de la explotación minera, los ríos Huebra, Uces y Yeltes, que vierten sus aguas directamente en el Río Duero, se verían afectados por vertidos de compuestos metálicos.

3

Río Yeltes a su paso por Retortillo

«Se autoriza un vertido anual a las cuencas de UN MILLON, QUINIENTOS OCHENTA Y DOS MIL, NOVECIENTOS TREINTA metros cúbicos cada año de vida de la mina. Parámetro / Sustancia, valor máximo anual autorizados: Arsénico, 15 Kg/añoNíquel, 120 Kg/añoCadmio, 3 Kg/añoCobre, 72 Kg/añoZinc, 300 Kg/añoCromo total, 50 Kg/añoPlomo, 30 Kg/añoHierro, 300 Kg/añoManganeso, 200 Kg/año y otros. También está autorizado el Parámetro / Sustancia. de 69,56 Kg/día de sólidos en suspensión. La misma CHD en su autorización dice que las características del vertido corresponden a vertido industrial clase 2 con sustancias peligrosas.»

En el Yeltes se ubicaría también la toma de agua para el funcionamiento de la mina, autorizada por la Confederación Hidrográfica del Duero, y sobre él, la cinta transportadora para trasladar materiales radiactivos.

La misma confederación, sin embargo, considera al Yeltes un río ya alterado y califica su estado como peor que bueno. “Cualquier alteración derivada de este proyecto, por mínima que sea, supondría alterar aún más un río que ya está en mal estado”, apunta Gómez Nicola.

Los vertidos, según WWF, irían en contra de la Directiva de Aguas que España tiene la responsabilidad cumplir, protegiendo el estado ecológico de los ríos alterados, competencia que pertenece precisamente a las Confederaciones Hidrográficas.

La declaración de impacto incluiría además datos relativos a la cantidad de agua que necesita la mina para su explotación basados en una información sobre el caudal del Yeltes que no existe, según la bióloga. “No hay una serie histórica de caudales por lo que es no es posible calcular los datos que están incluidos en la declaración. Es imposible hacer una estimación de cuanto se podría obtener del caudal sin que lo afectase medioambientalmente”.

4
Depuración insuficiente

WWF considera que tampoco se ha solucionado de forma correcta el problema de la depuración del agua respecto a los vertidos y su efecto sobre la fisicoquímica del río. La declaración de impacto propone un sistema que los especialistas consideran insuficiente, al ser demasiado general. “No evita que los contaminantes altamente peligrosos lleguen al río. El tratamiento tendría que ser más específico, un tratamiento para cada uno de los componentes”, explica la investigadora de la UCLM.

No obstante, en la declaración no se incluye ningún dato sobre el impacto que la actividad minera y los vertidos podrían tener en la salud de los habitantes de la zona.

Áreas protegidas y proyectos europeos

La Red Natura 2000 se compone de una serie de áreas de conservación cuyo objetivo es detener la pérdida de la biodiversidad y asegurar la supervivencia de especies amenazadas. Las 2.500 hectáreas en las que se ubicará la mina, se encuentran en una de estas zonas de protección.

Para los ecologistas resulta difícil entender que se autoricen proyectos así en espacios protegidos financiados con dinero público. “Esa figura de protección tiene que servir para la conservación de las especies, no solo animales y vegetales sino todos aquellos que viven en el medio”, declara Lorena Hernández, de GREFA.

5

Río Duero. Presa de Saucelle y desembocadura del río Huebra-Yeltes.

En la zona, considerada de especial protección para las aves (ZEPA), se encuentra la cigüeña negra (Ciconia negra), en peligro de extinción según la legislación española, y para la que existe un plan especial de recuperación y conservación de la Junta de Castilla y León.

La tala de encinas es el principal problema para esta especie en un área que además utiliza para la reproducción. “Los trabajos se están realizando en plena época de cría y los animales se ven afectados por todas estas molestias. Nos consta que ya hay un nido de cigüeña negra que ha sido abandonado”, advierte Hernández.

Aves como el alimoche o el águila perdicera, que también se encuentran en este entorno, son objeto de programas europeos destinados a aumentar su población tanto en España como en Portugal, un objetivo que el proyecto minero podría poner en riesgo.
La sarda salmantina, en peligro

Las charcas de estas dehesas son el hábitat de muchas especies, entre ellas el galápago europeo que, aunque en esta zona es muy abundante, según GREFA podría servir de población puente para otras zonas donde sí se encuentra en peligro.

Estudio científico realizado en el río Yeltes por WWF y la Universidad de Castilla la Mancha.

Sin embargo, la sarda salmantina (Achondrostoma salmantinum), un pez endémico de los ríos donde se van a realizar los vertidos, sería la más afectada por la explotación minera, porque precisamente allí es donde se ubica su distribución mundial.

“Sus poblaciones presentan abundancias muy bajas con déficit de reproductores. Cualquier afección en el río por mínima que sea puede alterar la población de esta especie y suponer su extinción”, advierte Graciela Gómez. Además, según los expertos, la población mejor conservada de este pez está cerca de la zona donde se va a realizar la construcción de la mina.

La Junta de Castilla y León se beneficia de dos proyectos para proteger las especies y los sistemas fluviales de la región. Uno encaminado a la conservación de peces endémicos del suroeste de Salamanca, como la sarda salmantina y la boga del Duero, y otro para la conservación de sistemas fluviales donde se encuentra el propio Yeltes.

“La Junta ya ha justificado ante Europa, para obtener esa financiación, que tanto los ríos como las especies de peces que contienen están en serio peligro de conservación, lo que es incompatible con aprobar la realización del proyecto en esta zona”, concluye Gómez.

A través de https://jesusenlared.blogspot.com.es/2018/03/portugal-denuncia-el-dano-ecologico-de.html