El problema del lindano en Castilla y León

Posted on 06/06/2018

0



Ecologistas en Acción ha solicitado a las Cortes de Castilla y León que las administraciones adopten una serie de medidas para solucionar los historicos vertidos ilegales y la contaminación por lindano en CyL. Este problema ha suscitado el interés y preocupación de todos los grupos políticos.

Preocupad@s por la situación que genera el lindano en los suelos y aguas de nuestra comunidad, hemos visitado ayer 5 de Junio de 2018 las Cortes de Castilla y León para informar de primera mano a los grupos políticos sobre esta problemática y hacerles entrega del informe “Fabricación y uso del lindano. Crónica de un envenenamiento persistente y silencioso”*, elaborado por la Confederación de Ecologistas en Acción. El objetivo es reclamar su atención y recordarles el compromiso de trabajar juntos en la búsqueda de soluciones que todos los grupos, sin excepciones, adquirieron en la última visita que Ecologistas en Acción hizo al Parlamento Europeo.

lindano

Grave amenaza para la salud pública

Como se pone de manifiesto en el informe que Ecologistas en Acción ha presentado en  las Cortes de CyL, la gestión de esta gran cantidad de residuos fue nefasta, y se caracterizó por vertidos ilegales e incontrolados. Una muestra fue el desplazamiento de cientos de kilómetros que realizó la empresa Bilbao Chemical de Barakaldo (Vizcaya) para deshacerse de sus residuos ilegalmente en dos pueblos de CyL (que al menos se sepa oficialmente).

Borobia (Soria)

En este municipio soriano, en 1988, fueron depositadas en la mina abandonada Gandalia 70 toneladas de residuos procedentes de la fábrica de Bilbao Chemical. La administración no actuó, saltándose todo procedimiento administrativo y técnico permitiendo que tal delito quedara impune.

Durante más de 25 años ninguna administración prestó atención a la posible contaminación de la zona, hasta que en 2013 la Confederación Hidrográfica del Ebro, a petición de ASDEN-Ecologistas en Acción de Soria y otras organizaciones ambientales, realizó un análisis y detectó inicialmente altos niveles de α-HCH en las aguas del lago de la mina.

Posteriormente la Junta de Castilla y León en 2016, tres años después, realizó análisis del suelo. Estos análisis han demostrado que efectivamente había suelos contaminados en concentraciones que superan los niveles genéricos de referencia (NGR) establecidos en el Real Decreto 972005.

En 2017 la Junta de Castilla y León realizó un estudio más profundo para determinar la presencia de los isómeros de HCH en las zonas del antiguo vertido. Estudio que no se ha hecho público pero “cuyo resultado muestra que en el emplazamiento no existen riesgos inaceptables para la salud humana por lindano” tal y como consta en el Boletín de la Cortes de CyL. Descripción que desconcierta más que aclarar la presencia y consecuencias del Lindano en la zona.

Lo cierto es que sabemos que hay concentraciones significativas, que varían en el tiempo, en el agua de la mina Gandalia, cuyo foco se desconoce y que las administraciones quieren minimizar. Por tanto existe el riesgo de que esa contaminación afecte al arroyo La Virgen, y a los ríos Manubles y Jalon, tributarios del río Ebro, pertenecientes a la Confederación Hidrográfica del Ebro.

Cabria (Palencia)

En mayo de 1988, a la vez que en el caso anterior, también la empresa Bilbao Chemical vertió de manera ilegal 360 toneladas de residuos de la producción de lindano en la localidad palentina de Cabria. La Junta de Castilla y León, a petición de Ecologistas en Acción, realizó un análisis del suelo en las zonas de vertido en el mes de abril de 2016, siendo negativa la presencia de isómeros de HCH. En Cabría, a diferencia de Borobia, los hechos fueron investigados y los responsables “directos” condenados a dos meses de cárcel y a menos de un millón de pesetas de multa por delito ecológico.

Además de estos dos puntos, hay que destacar que según análisis de las propias CH. del Duero y del Ebro de los años 2012 y 2016, hay ríos en los que hay presencia de Lindano cuyo origen y fuente no ha sido estudiado ni investigado. En el río Órbigo (Zamora) en el año 2010 las concentraciones de HCH-Lindano superaban los parámetros establecidos por la norma.

Peticiones a la administración

Desde estas Cortes de CyL, hacemos un llamamiento a la protección de las generaciones presentes y futuras, a la información y coordinación de todas las administraciones públicas implicadas (municipales, autonómicas, estatales y europeas) para solucionar este grave problema, para lo que creemos necesarias las siguientes actuaciones:

  • Abordar el problema de forma conjunta.
  • Localizar y caracterizar adecuadamente todos los lugares donde se han vertido residuos de lindano.
  • Garantizar la limpieza integral de todas las zonas contaminadas.
  • Declarar no aptos para la captación de agua de producción para consumo humano los ríos y zonas afectadas por persistentes.
  • Evaluar la exposición de la población de las zonas afectadas a estos contaminantes.
  • Investigar los hechos y exigir las responsabilidades que correspondan (penales, políticas y administrativas) a los causantes de la contaminación.
  • Destinar las partidas presupuestarias necesarias para hacer efectivas las acciones mencionadas.
  • Garantizar transparencia e información permanente, así como la participación de todas las organizaciones ecologistas, sociales y vecinales interesadas en el seguimiento y solución de esta situación.

Satisfacción por el interés de todos los grupos políticos

Rrepresentantes del grupo político de Podemos e IUCyL-EQUO han estado presentes y han intervenido en el acto, y posteriormente Ecologistas en Acción ha sido recibido por Partido Popular, PSOE y Ciudadanos a los que se les ha hecho entrega de los informes Fabricación y uso del lindano y Ríos hormonados. Todos ellos han mostrado su interés y preocupación sobre estas dos cuestiones por su relevancia para la salud humana y ambiental.

Declaraciones de Javier Vázquez, portavoz de Ecologistas: “Mas allá de los puntos localizados, se sabe que los residuos de lindano viajaron a diferentes puntos de la geografía española, sin que en muchos casos se conozca la ubicación de los vertidos, la cantidad depositada y las condiciones en que se realizaron. Esto explica que años después de su prohibición se siga detectando su presencia por parte de las confederaciones hidrográficas en bastantes cursos de agua distribuidos por casi todo el Estado español.

La ubicación de estos y otros vertidos continúa hoy siendo un misterio, lo que subraya la necesidad de afrontar decisivamente esta situación para erradicar esta herencia ambiental que aún hoy, no ha acarreado las debidas responsabilidades penales, administrativas y políticas”.

Anuncios