La Junta pretende desproteger las aguas de Castilla y León estando en funciones

Posted on 06/06/2019

0



  • La Junta de Castilla y León pretende aprobar en el Consejo Regional de Medio Ambiente un decreto que deja sin protección 330 municipios, contradiciendo sus propios informes técnicos.
  • Ecologistas en Acción insta a la administración a mantener la superficie identificada como zona vulnerable por nitratos para preservar la calidad de las aguas y garantizar la salud de sus habitantes.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha trasladado a los miembros del Consejo Regional Medio Ambiente la nueva propuesta de Decreto por el que se designan las zonas vulnerables a la contaminación de las aguas por nitratos procedentes de fuentes de origen agrícola y ganadero, para su aprobación en el Consejo de Medio Ambiente que se celebra hoy 6 de junio. Esta propuesta reduce el número de municipios declarados como zona vulnerable de 716 a 386, dejando sin protección un 44 % de la superficie identificada como vulnerable (11.137 km²) en el Informe Técnico que la propia administración realizó al respecto.

La nueva propuesta escatima la superficie de las zonas vulnerables incluyendo únicamente a los municipios con problemas graves de contaminación por nitratos, obviando los criterios básicos de prevención ambiental acordes con la problemática de esta contaminación configurada por fuentes de origen agroganadero de difícil control y seguimiento. El texto contradice además las conclusiones del informe técnico en el que se señala inequívocamente la necesidad de ampliar la escala de la gestión de la contaminación, realizarla de forma integral y a nivel regional.

Prácticamente todas las zonas propuestas inicialmente, especialmente las del centro-sur de la cuenca del Duero, se han reducido de forma muy significativa en su superficie, disgregándose y creando discontinuidades poco justificables.

Ecologistas en Acción exige que la Junta de Castilla y León implemente una zonificación amplia y completa, basada en los informes técnicos, que permita afrontar con realismo y decisión el grave problema de contaminación de las aguas por nitratos. Más aún ante la ampliación de zonas de regadío prevista y la alarmante proliferación de instalaciones de ganadería industrial en nuestra comunidad.

A este respecto es necesario recordar que en muchas zonas propuestas como vulnerables en 2016 la carga ganadera ha sufrido un incremento considerable, en algunos casos llegando a triplicarse, por lo que se hace tremendamente necesaria la declaración de zona vulnerable y el desarrollo inmediato de planes de acción. La propuesta de la Junta de Castilla y León favorece aún más la implantación de instalaciones de ganadería industrial, aumentando la presión sobre los recursos hídricos y la degradación de la calidad de las aguas, afectando negativamente a la calidad de vida de las gentes que habitan en los pueblos de nuestra región. En la actualidad no existe un control efectivo de las operaciones de vertido de los purines a las tierras agrícolas. Este aspecto, que es reconocido por los propios representantes de la administración ambiental regional, debería quedar resuelto en el nuevo Decreto que sea aprobado, de forma que la administración ambiental conozca en todo momento cómo y cuándo se está realizando el aporte de purín a las tierras, y si las tierras cumplen el requisito de no haber recibido otros purines u otros fertilizantes nitrogenados anteriormente.

+info: https://www.ecologistasenaccion.org/122114/la-junta-deja-sin-proteccion-las-aguas-de-casi-la-mitad-de-los-municipios-identificados-como-zonas-vulnerables-a-la-contaminacion-por-nitratos-en-castilla-y-leon/

sin proteccion