La Plataforma Pisoraca y Comarcas Vivas alerta sobre la incidencia negativa de la instalación de macrogranjas porcinas

Posted on 06/06/2020

0



• El colectivo, integrado por vecinos de los pueblos afectados por este megaproyecto, lleva dos semanas colocando una mesa informativa en el mercado semanal de Herrera. La iniciativa continuará en las próximas semanas en horario de 11 a 13 horas.
• Otra de las acciones que ha puesto en marcha la agrupación es la colocación de carteles de ‘Se vende’ en casas y negocios con el lema de ‘No me voy, me echan, stop macrogranjas’
• Más de 1.700 personas ya han participado en la recogida de firmas en papel y otras 5.700 han mostrado su desacuerdo con el megaproyecto en change.org

Desde hace dos semanas, la Plataforma Pisoraca y Comarca Vivas está colocando una mesa informativa en el mercado semanal de Herrera de Pisuerga para dar a conocer la incidencia negativa que va a tener la implantación en nuestro territorio de 14 macrogranjas de cerdos por parte de la empresa Decamed Trading.

El colectivo está integrado por muchos vecinos de los pueblos afectados por este megaproyecto, preocupados por el impacto que va a tener la introducción de más de 80.000 cerdos y todos los desperdicios que ello conlleva en un territorio tan pequeño.

Hay múltiples estudios que demuestran los efectos negativos que conllevan las altas concentraciones de nitratos que llevan los purines en las tierras donde son esparcidos. Llega un momento en el que estas tierras no pueden absorber tantos desperdicios de la actividad habitual de este tipo de industria que la contaminación del terreno provoca que todos los acuíferos que pasen por debajo se vean contaminados de manera irreversible. Esa contaminación de las aguas provocará que no se pueda vivir aquí, ya que el agua no podrá usarse ni siquiera para la ducha.

Cartel Se Vende

Nuestra salud y medio ambiente se verán afectados, pero también nuestra economía, todo el turismo de calidad que empieza a llegar, por el gran trabajo de comunicación e inversión económica que se ha hecho durante los últimos años por parte de la Administración, dejará de venir, a nadie le apetece estar de vacaciones en un sitio donde cada pocos kilómetros huele a cerdo, y muchas de las casas rurales y empresas que viven del turismo se verán abocadas al cierre. Pero también nuestras viviendas se verán afectadas, si ya tenían una valoración muy baja, a partir de ahora una casa que esté en uno de los municipios donde se sitúe alguna de estas macrogranjas industriales, no valdrá nada porque nadie querrá comprarla. Y todo esto a cambio de tener 2 puestos de trabajo por granja.

Desde la mesa informativa que se va a poner todos los miércoles en el mercado de Herrera de Pisuerga de 11.00 a 13:00 se dará información de todo esto, de la situación de las macrogranjas industriales y de las acciones que se están empezando a realizar para tratar de paralizar este despropósito que no busca el crecimiento de nuestra comarca, sino más bien su desaparición.

Una de las primeras acciones que se están realizando es la colocación de carteles de “Se
Vende” en nuestras casas y negocios con el lema: NO ME VOY, ME ECHAN, STOP MACROGRANJAS, para luego inundar todas las redes sociales con fotos de esos carteles y ayudar a visibilizar el rechazo que la gran mayoría de la población tiene al respecto.

También se pretende seguir con la campaña de recogida de firmas en papel, en la que más de 1700 personas ya han firmado y con la que está publicada en la web http://www.change.org en la que más de 5700 personas han mostrado su desacuerdo con este
mega proyecto.