Informe «Ecoembes Miente»

Posted on 26/10/2020

0



«Ecoembes miente» apenas recupera y recicla el 25% de lo que se introduce en el contenedor amarillo.

Greenpeace ha publicado recientemente un informe donde evidencia que el modelo de gestión de residuos de envases domésticos de Ecoembes falla y que, tras dos décadas de funcionamiento, no cumple los objetivos que justifican su existencia. El año pasado, con “Maldito Plástico: reciclar no es suficiente” pusieron sobre la mesa que apenas el 25% de los residuos de envases de plástico se estarían reciclando en España y, en esta ocasión, con “Ecoembes miente” aportan una recopilación de pruebas que avalan ese dato y sirven para reclamar una mayor ambición en la legislación sobre gestión de residuos, el control de la corporación que gestiona el contenedor amarillo y en la transparencia sobre las estadísticas y los flujos de materiales.

Traemos a este blog algunas cuestiones irrefutables para animarte a darle una oportunidad al informe “Ecoembes Miente” y entender por qué es tan importante mejorar el modelo de gestión de residuos basado en contenedores de colores:

Ecoembes es una sociedad anónima. Quizá podría ser un detalle sin importancia, pero lo que se presenta en sus campañas de comunicación como una organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente a través del reciclaje es una empresa privada: Ecoembalajes España, S.A. Como tal, su función social es atender los intereses de sus accionistas.

Los accionistas de Ecoembalajes España, S.A. son, fundamentalmente, envasadores y distribuidores de productos envasados. Es decir, las decisiones que rigen el funcionamiento de la sociedad anónima sin ánimo de lucro las deciden las corporaciones que más plástico ponen en el mercado: Unilever, Danone, Procter & Gamble, Mondeléz, Carrefour, Alcampo, Mercadona, Día…

El modelo de Ecoembes ahorra costes a las corporaciones de su sociedad anónima y es barato frente a otras opciones porque escatima en los recursos que debería poner al servicio de las administraciones públicas para recoger los residuos de envases adheridos a su sistema.

De todos los residuos de envases que se recogen en el contenedor amarillo una parte importante se pierde en las plantas de clasificación o no puede reciclarse con las tecnologías disponibles.

Ecoembes envía a incineración parte de los residuos de envases recogidos en sus contenedores de colores. A pesar de sus campañas sobre la capacidad del reciclaje para “contrarrestar” la contaminación atmosférica, la sociedad anónima está pagando importantes sumas a distintas incineradoras donde los plásticos recogidos por Ecoembes se convierten –al menos- en emisiones de gases de efecto invernadero.

A los residuos de envases que se incineran de manera controlada hay que sumar una cantidad indeterminada de material perdido en unas 35 plantas que aparecen en los listados de recuperadores y recicladores homologados por Ecoembes y que han sufrido incendios en los últimos años.

De todo lo anterior deducimos que Ecoembes miente para seguir haciendo lo de siempre, mientras se le sigan perdiendo los residuos antes de llegar al contenedor amarillo, de camino a las instalaciones de gestión ó en incendios en las plantas de recuperación… está claro que Ecoembes no es lo que correspondería a un sistema integrado de gestión de residuos de envases preocupado por la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente a través de la reducción, reutilización y el reciclaje.

A través de https://www.productordesostenibilidad.es/2020/10/diez-cuestiones-irrefutables-del-informe-ecoembes-miente/