Recurso de Alzada contra la impunidad por disparar osos

Posted on 02/12/2020

0



Ecologistas en Acción ha recurrido la decisión del Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León de archivar el expediente sancionador por disparar a un oso en el Parque Natural en 2017.

El 18 de noviembre de 2017 se celebró una cacería de jabalí en la Reserva Regional de Caza de Fuentes Carrionas, en el término municipal de La Pernía (Palencia), dos cazadores participantes en la cacería efectuaron cada uno de ellos un disparo a un animal que, según concluyó el informe pericial de la Guardia Civil por los resultados de los análisis de sangre recogida en el lugar de los hechos, se correspondían con los de una hembra de oso pardo (Ursus arctos), sin encontrarse el cuerpo del ejemplar.

El SEPRONA  de la Guardia Civil instruyó Diligencias por la comisión de un presunto delito contra especies que cuentan con un régimen de protección jurídico especial. Enviadas al Juzgado de Instrucción de Cervera de Pisuerga finalizaron en mayo de 2019 con Sentencia del Juzgado de lo Penal nº 1 de Palencia que absolvió a los acusados.

Estos mismos hechos dieron lugar a que en noviembre de 2018 el Servicio Territorial de Medio Ambiente iniciase el expediente administrativo sancionador, que contaba con un informe técnico del Jefe de la Sección de Espacios Naturales y Especies que valoraba los daños y perjuicios ocasionados, por lo cual proponía imponer una multa de 12.000€.

Sin embargo, tras casi año y medio después, el Servicio Territorial resuelve este expediente con la finalización del procedimiento y el archivo de las actuaciones en base a la sentencia absolutoria del Juzgado Penal de mayo de 2019. Sin embargo, de la propia sentencia de desprende que los hechos acreditados son constitutivos de infracción administrativa grave a la Ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad, estando tipificado que estas infracciones serán sancionadas con multa de 5.001€ a 200.000€.

Una vez más el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León hace una clara dejación de funciones, en primer lugar por tardar casi 18 meses en resolver el expediente sancionador y en segundo lugar por no velar por los intereses que constituyen el Patrimonio Natural de la provincia y de la Comunidad Autónoma, haciendo un uso sesgado y parcial de la sentencia judicial y recompensando a los infractores al archivar el expediente.

Desde Ecologistas en Acción hemos presentado Recurso de Alzada contra esta Resolución ante la Dirección General de Patrimonio Natural y Política Forestal y hemos pedido la anulación de la misma, así como que se retome el procedimiento en base a la propuesta inicial de sanción. Disparar a un ejemplar de oso pardo, especie en peligro de extinción, no puede salir gratis, como no salió el disparo a otro oso, también en la Reserva Regional de Caza en 2012, en el que el cazador tuvo que pagar 5.001 euros gracias a la Sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo al que nuestra asociación ecologista tuvo que recurrir en solitario para imponer las sanciones que la Junta de Castilla y León se niega a imponer.