Osos muertos en Palencia: suma y sigue

Posted on 11/12/2020

0



Ecologistas en Acción acude a la Fiscalía en busca de la máxima responsabilidad en el desastre de la gestión cinegética en el Parque Natural de la Montaña Palentina, record mundial de osos muertos por causas humanas.

Desde el año 2001, cuando apareció el cadáver de una osa cerca de la localidad de La Lastra en el Parque Natural de la Montaña Palentina, la asociación ecologista se viene personando en todos los casos judiciales o administrativos por muertes de osos.

Pasadas casi dos décadas desde aquella personación y tras más de una docena de osos muertos conocidos los responsables del Servicio Territorial de Medio Ambiente siguen siendo los mismos y con la misma actitud de no asumir ninguna responsabilidad.

El caso de la osa muerta a balazos en Ventanilla sigue el mismo patrón de casos anteriores, muchísimo interés inicial, vestiduras rasgadas sin autocrítica alguna, anuncios de personaciones, peticiones de responsabilidad pero, según se vaya alargando el proceso, todo el revuelo inicial se irá enfriando. Esta es la estrategia fundamental de la Junta de Castilla y Léon y del Servicio Territorial de Medio Ambiente en Palencia, que el tiempo lo cure.

Sin embargo, respecto de los casos anteriores en este momento contamos con una Fiscalía Provincial mucho más sensible a los temas medioambientales, acorde con los tiempos y preparada, lo que supone todo un aliciente para depurar responsabilidades por acción o por omisión.

En esta línea, Ecologistas en Acción también se ha dirigido a la Fiscalía, como otras entidades u organismos que así lo han anunciado, pero buscando se investigue si hay responsabilidad más allá y además del propio cazador, en los que dirigen la gestión cinegética y de medio ambiente en nuestra provincia.

Teniendo en cuenta el seguimiento oficial de osas con crías, a veces asfixiante, y el conocimiento de donde se encuentran junto con las circunstancias de alimentación de este año, por todos conocidas, y la cantidad de información generada y compartida en las redes sociales, resulta difícil pensar que todo el mundo supiera que allí había osos menos los responsables de la Reserva Regional de Caza y del Parque Natural.

Reiteradamente desde la asociación ecologista se ha venido denunciando que la gestión del Parque Natural carece de una Dirección coherente e implicada en la conservación del espacio protegido ya que sin ninguna duda está plegada a los intereses cinegéticos que se marcan desde la Dirección de la Reserva Regional de Caza.

La sociedad del siglo XXI demanda cada vez más protección y sensibilidad de los poderes públicos hacia la  protección del medio ambiente y de las especies, como el oso pardo, que se encuentran en peligro de extinción. Esta tendencia debe quedar reflejada también en los cargos de responsabilidad del Servicio Territorial de Medio Ambiente, por lo que es urgente un cambio de todos los responsables directos de haber llegado a esta situación y que esa nueva sensibilidad lleve a los nuevos a no autorizar cacerías en zonas con osos y, en definitiva, a no plegarse a los intereses cinegéticos velando por una verdadera gestión del Patrimonio Natural.