¿Es galopante el furtivismo en la Montaña Palentina?

Posted on 11/01/2021

0



Después de casi dos años intentándolo, finalmente el Servicio Territorial de Medio Ambiente nos facilita el expediente sancionador de unos hechos ocurridos con epicentro en La Lastra que evidencian la problemática del furtivismo.

La pregunta tiene difícil respuesta, tendrá que ser el lector el que vaya obteniendo sus conclusiones, nuestra opinión es que el furtivismo, a pesar de todo, no remite.

Conocimos en su día lo ocurrido por los medios de comunicación y ahora, según vemos en la documentación que nos envían, los hechos tuvieron lugar en la Reserva Regional de Caza de Fuentes Carrionas, con base en La Lastra, y el operativo fue una buena intervención coordinada entre miembros de la Guardia Civil y personal de la Junta de Castilla y León (Celadores).

Hechos que podrían haber quedado olvidados en un cajón, como otros muchos, pero que nuestra insistencia hace que afloren, a pesar de la instrucción en el Servicio Territorial de Medio Ambiente, que pretende sancionar con muy poco teniendo en cuenta lo que supuso, las denuncias y lo decomisado.

Ha costado conseguir que Medio Ambiente de la Junta nos admita como parte interesada, gracias a la intervención de la Fiscalía Provincial, y a pesar de que hay una Resolución de 8 de Mayo de 2014 del Procurador del Común de Castilla y León que deja bien claro que debemos serlo, pero este Servicio de la Junta de Castilla y León sigue demostrando cada día que sirve de poco en asuntos importantes y que funciona mal y lento en los procedimientos sancionadores. De nuevo se evidencia que hace falta una clara renovación de sus máximos responsables.

En este caso concreto, es cierto que se propone una sanción grave con la máxima multa recogida, pero esto tiene su truco. Por un lado, solo se propone sancionar a uno de los cinco denunciados, a pesar de la importancia del operativo, y por otro hay que decir que la Ley de Caza es la normativa medioambiental que recoge sanciones más suaves de todas las leyes existentes, basta con revisar el resto de normativas para ver que la Ley de Caza es, con diferencia, la que tiene sanciones más laxas y prescripciones más rápidas. Para que luego anden por ahí lloriqueando los cazadores de lo maltratados que están.

Como pasa siempre, hay opiniones para todos los gustos. Por un lado la administración y en concreto el Servicio Territorial de Medio Ambiente de Palencia y sus miembros estarán en el lado de minimizar, de quitar hierro, es evidente que evadiendo parte de su responsabilidad, y por otro estamos “los ecologistas”, viendo el lado negro de las cosas y exagerando.

Lo que es indudable, es que estos hechos de furtivismo son un goteo permanente y parece claro que solo se “pilla” a una pequeña parte de los furtivos, la mayoría quedan impunes.

No nos olvidemos además que si estos hechos han ocurrido en un terreno, como es la Reserva Regional, donde se presupone más control y más vigilancia, que no estará ocurriendo en los cotos privados de caza del Parque Natural donde ahí la vigilancia, salvo el Seprona de la Guardia Civil, es inexistente, y los furtivos lo saben.

En todo caso, hemos presentado alegaciones a la propuesta de resolución del expediente, recurriremos en alzada a la Dirección General de Valladolid si la resolución final es una copia de esta propuesta y finalmente, si es preciso, tendremos que acabar como en otras ocasiones en el Juzgado Contencioso Administrativo para que se haga justicia, algo que poco parece importarles a los que dirigen el Servicio Territorial de Medio Ambiente en Palencia, hacen a medias su trabajo, pero la nómina la cobran entera y sus puestos son, por desgracia, intocables.