La Comisión Europea acepta la denuncia por la gestión residuos

Posted on 19/02/2021

0



La normativa europea exigía a nuestro país reutilizar y reciclar el 50% de los residuos municipales en 2020, un objetivo que la denuncia ante la Comisión Europea demuestra que no se cumple ya que se sitúa por debajo del 35%.

En una alianza sin precedentes, 16 entidades sociales, tanto de ámbito estatal como territorial, hemos denunciado a nuestro país ante la Comisión Europea por el incumplimiento del objetivo de reutilización y reciclaje del 50% para 2020 marcado por la Unión Europea. La denuncia, que ha sido aceptada por la Comisión Europea, supone un hito histórico y viene motivada por años y años de políticas erráticas, porcentajes de recogida selectiva y reciclaje estancados así como un total desinterés para fomentar la prevención y la reutilización. “Todas las prospecciones sobre la preparación para la reutilización y reciclaje en 2020 obligan a pensar que en nuestro país no se cumplen los objetivos establecidos por la Directiva 2008/98/CE”. Según los últimos datos presentados por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el reciclaje de residuos municipales se situaba en el 35% en 2018. Y, no solo esta insuficiente cifra ha empeorado en los últimos años, sino que además no se ha puesto en marcha ninguna de las políticas que la Comisión nos ha ido recomendando en los últimos años para llegar al objetivo del 50% en 2020. “El incumplimiento resulta más que evidente y es un síntoma claro de la ineficiente gestión de los residuos en nuestro país”.

En la denuncia, más allá de solicitar que la Comisión Europea admita a trámite nuestra reivindicación, demandamos un cambio de rumbo inmediato por parte del Ejecutivo español. Este giro de 180 grados pasa por trasponer las nuevas Directivas de residuos a través de una nueva Ley de Residuos participativa y ambiciosa, con herramientas que aseguren el cumplimiento obligatorio de los objetivos de reutilización y reciclaje.

Las cifras hablan por sí mismas. Según el último informe del Ministerio de Transición Ecológica sobre gestión de residuos, de las 22.2 millones de toneladas de residuos urbanos que generamos en 2018, más del 53% se envió a vertedero, lo que supone un aumento respecto al año anterior, y cerca del 12% de los residuos fueron incinerados. Esta nefasta gestión de los residuos supone un derroche de recursos naturales en un contexto de escasez de materiales y de materias primas y una masiva contaminación de los suelos, del agua, del aire y un grave perjuicio a la salud». Ha declarado Adriana Espinosa de Amigos de la Tierra apuntando que “la aceptación de la denuncia demuestra que necesitamos mayor grado de ambición y compromiso en la reforma de la Ley de Residuos que actualmente se está llevando a cabo y que ahora está también bajo la lupa de toda Europa. La Ley debe primeramente cumplir con la jerarquía de residuos, es decir, priorizar la prevención en la producción de residuos y en su peligrosidad. En segundo lugar, debe mejorar la gestión de la materia orgánica y desplegar todo su potencial. Y sin duda, debe implantar de verdad la responsabilidad ampliada del productor y evitar que el peso siga cayendo en las personas consumidoras».

Según nuestro portavoz Carlos Arribas «Los últimos datos publicados por el MITERD de 2018 indican que no solo no hay un avance sino un retroceso. Pasamos de un 36,1 % de reciclaje a un 35 %. No somos capaces de reciclar ni la tercera parte de los residuos que generamos y teníamos el compromiso de llegar al 50 % en 2020. Por eso, es necesario llevar a cabo actuaciones urgentes».

Descarga el informe que sustenta la denuncia.