Limpiar residuos de envases nos cuesta 744 millones de euros anuales

Posted on 04/03/2021

0



  • La investigación More Trash, More Cash: quién sale ganando con la crisis del plástico en España expone el interés de la industria de los envases de un solo uso para no mejorar la gestión de residuos en nuestro país y el beneficio que obtienen de un modelo de negocios que se lucra de la generación de residuos. 
  • Las grandes marcas de bebidas y cadenas de supermercados están avalando una iniciativa voluntaria propuesta por Ecoembes –Reciclos– que no es nada más que una táctica de distracción y que de ser adoptada, no ayudará a cumplir los objetivos de la Unión Europea. 
  • El informe calcula que a los ayuntamientos y a la ciudadanía les supone hasta 744 millones de euros al año solo limpiar la basura que generan los envases de un solo uso. Este coste debería ser cubierto por los productores al 100 %.

Vivimos un momento crucial para la gestión de residuos en nuestro país que decidirá cómo el país maneja la crisis de los plásticos. Este año está previsto que se publiquen la Ley de Residuos y el Real Decreto de Envases, pero la situación no es tan buena como pudiese parecer, ya que España es uno de los mayores contaminantes del continente y lleva tiempo incumpliendo varios objetivos de la UE.

La investigación More Trash, More Cash: quién sale ganando con la crisis del plástico en España elaborada por la fundación holandesa Changing Markets y con el apoyo de la Alianza Residuo Cero a nivel estatal y de Break Free From Plastic a nivel internacional, revela cómo la poderosa industria de los envases de un solo uso –compuesta por los grandes productores y los supermercados– ha evitado con éxito cualquier intento de reforma del sistema de gestión de residuos durante años y cómo ahora se está preparando una vez más para hacer descarrilar tanto esta nueva Ley de Residuos como el Real Decreto de Envases.

De la mano de Ecoembes, el nuevo intento de distracción se denomina Reciclos, un sistema voluntario de devolución y recompensa que el informe define como una solución falsa ya rechazada en otros países. La investigación detalla importantes deficiencias en este proyecto apoyado por la industria ya que no incentiva a las personas consumidoras a devolver todos sus envases usados, excluye a varios grupos (juventud, personas que no poseen un teléfono inteligente, etc.), y está potencialmente abierto al fraude. Además, es evidente que Ecoembes no tiene un plan para desarrollar y realizar una gran expansión de este sistema de forma eficaz y suficiente para cubrir la mayor parte del Estado español, lo que imposibilita que la industria cumpla con los objetivos de recolección separada del 90 %. De hecho, en las Islas Baleares y Navarra ya se han tomado acciones para alejarse de esta solución falsa.

Ximena Banegas, portavoz de Changing Markets: «Reciclos es el último intento desesperado de la industria por retrasar soluciones reales en España como es la introducción de un Sistema de Depósito y políticas de reutilización y prevención. Sin duda, Reciclos es uno de los peores ejemplos de greenwashing descubiertos en nuestra investigación mundial y el Gobierno –que debería aplicar reformas reales para poner la recuperación verde en el epicentro– no debe caer en esta trampa. Apostando por políticas de prevención y reutilización podrán reducir el costo de la contaminación por plástico, se generarán nuevos puestos de trabajo y mejores oportunidades para negocios locales».

Esta investigación demuestra cómo Ecoembes encabeza la defensa de los intereses de la industria y que, cuantos más envases de un solo uso se ponen en el mercado, más beneficiado sale su modelo de negocio y aumenta su flujo de ingresos. Los mayores productores de plástico, grandes supermercados y las marcas de alimentación y bebidas más conocidas, al no denunciar públicamente esta iniciativa, están también apoyando iniciativas falsas que son únicamente un freno a soluciones reales. En este sentido, el trabajo de Changing Markets pone al descubierto los diferentes estándares de los grandes productores de bebidas, que por un lado afirman apoyar «Sistemas de Depósito bien diseñados» a través de sus asociaciones a nivel de europeo, pero por el otro lado se esconden detrás de Ecoembes y su capacidad de lobby para promover soluciones falsas como Reciclos. La investigación revela que Coca-Cola, Danone, Unilever, Nestlé, Lidl y Carrefour apoyan que las latas, botellas y bricks se devuelvan a la tienda en algunos países, mientras no expresan su apoyo en nuestro país.

El informe también presenta cálculos de la consultora británica Eunomia que muestran el coste real de la basura abandonada. Simplemente limpiar ciudades y pueblos de envases de un solo uso abandonados cuesta a las personas contribuyentes entre 496 y 744 millones de euros al año. Y una parte muy importante de estos costes, hasta 529 millones de euros, está asociada a los envases de bebidas, como botellas, latas y bricks, que podría reducirse hasta un 80 % si las bebidas se vendieran con depósito, como ya ocurre en más de 40 regiones del mundo y está a punto de implantarse en países cercanos como Portugal.

«Las personas contribuyentes llevan años soportando el precio ambiental, social y económico de un modelo de gestión caduco e ineficiente que solo beneficia a las grandes marcas de bebidas y los supermercados. Es el momento de las soluciones y de que la industria del un solo uso deje de ver recompensada su mala praxis con beneficios económicos. Para ello, se necesita valentía política desde el ministerio de Transición Ecológica», reclamamos los miembros de la Alianza Residuo Cero.

El informe de Changing Markets es la continuación para nuestro país de una investigación internacional denominada «Talking Trash», lanzada el pasado mes de septiembre.