“LAS MENTIRAS DEL LOBO”

Posted on 24/05/2021

1



Cuesta escribir algo más sobre el lobo que no se haya dicho ya, aunque el lobo no nos sorprende, la especie humana casi todos los días.

Estamos perplejos ante las declaraciones agresivas, recurrentes y fuera de lugar de las organizaciones agrarias contra la inclusión del lobo en el listado que lo protege y deje de cazarse como negocio, el único motivo por el que se caza en este país.

Como decimos, no entendemos porque los sindicatos agrarios le hacen el juego de esa forma a  los lobbies cinegéticos (que no a los cazadores), cuando los daños que están teniendo los ganaderos por el lobo, mirados fríamente, podrían calificarse de escasos, y mirados en porcentaje sobre cabaña ganadera y demás parámetros, podrían calificarse entonces de ridículos.

Suponemos que haya detrás otros muchos intereses que poco tienen que ver con el lobo.

Es una pena ver como muchos medios de comunicación, la mayoría, se pliegan al vocerío agrario, es de suponer que por sus relaciones económicas. Y también apena, y mucho, ver a los responsables del PSOE y de Podemos en esta CCAA defender estos oscuros intereses por un puñado de votos.

No llegamos a entender como la única discrepancia pública que pueda tener el secretario general del PSOE en Castilla y León con Madrid sea por los lobos, inconcebible.

No debemos engañarnos, el lobo lo que mueve es mucho dinero que está manteniendo el negocio e incluso, en algunos casos, enriqueciendo a grupos concretos que además tienen cierto poder y manejan perfectamente unos hilos que, en este caso, son fáciles de manejar porque se trata de lobos.

Bajo las patrañas de siempre quieren hacernos creer que es necesario que el lobo se cace, por daños, por regulación de poblaciones, ingresos para los pueblos, bla, bla, bla, pero la única realidad es el enorme negocio que supone matar a esta especie.

Y que nadie piense que esto son elucubraciones de ecologistas de ciudad, sin idea de lo que es el campo y la ganadería.

Conocemos la gestión del lobo en Castilla y León, al coordinador de la Dirección General, cazador para más datos, la aplicación que la Junta maneja para engordar esos censos, como se engordan, quien mete los datos (en su mayoría pro-caza) qué datos se meten, los responsables de caza en las provincias; conocemos a los ganaderos que tienen ataques, por cierto, casi siempre los mismos, cómo tienen el ganado, la picaresca de los daños, a los que vienen a matarlo a nuestras tierras y a los que les traen y a los que les guían; las autorizaciones excepcionales que se han dado a cotos, en época de veda bajo supuestos daños de lobo, que solo eran negocio para los gestores de cotos que traían a gente de poder y dinero a hacer aguardos al lobo bajo importantes cantidades de dinero (suponemos que con factura) y con fuentes luminosas (prohibido por la ley de caza) no fuera a ser que equivocasen el blanco a las 10 o las 11 de la noche, y por eso, porque conocemos bien el “sistema”, podemos decir que imparcialidad ninguna, nada más que negocio.

La situación poblacional del lobo en Castilla y León es una gran mentira, fundamentada en la gran mentira que son sus censos en esta Comunidad Autónoma que, como decimos, conocemos. Es lamentable ver como el medio rural, con problemas acuciantes, no alce la voz en ninguno de ellos y ahora, con el lobo, el menor de sus problemas, se pongan a vociferar todos juntos.

Para todos aquellos que auguran la extinción del lobo si se incluye como protegido, solo podemos recomendarles más Seprona, más Agentes Medioambientales, más Fiscales y más Jueces, y todos ellos comprometidos en que se cumpla la ley, como cualquier otra ley.

Confiamos en que esta vez el partido mayoritario del gobierno, a pesar de UPA y a pesar de los votos, se mantenga firme y no traicione a otros muchos, incluyendo al Lobo en el listado como señal inequívoca de que los tiempos cambian.

Nuestro apoyo total en este caso a la Sra. Ministra y al Secretario de Estado de Medio Ambiente para que aguanten los pulsos cerriles y no cedan a este chantaje. De no producirse la inclusión en el catálogo, seremos nosotros los que reclamemos a Europa que deje de regar con millones de euros nuestra ganadería si no sabe convivir con el lobo.

Etiquetado: ,