Venenazo en Micieces de Ojeda, sin resolver

Posted on 11/06/2021

0



En enero de 2018 se produjo la muerte por veneno de varios animales (buitres leonados, zorros y un águila real) en el coto privado de caza de Micieces de Ojeda, tras más de tres años intentando hacer un seguimiento del caso, con la falta de información reglamentaria del Servicio Territorial de Medio Ambiente y la des-coordinación usual entre este y la Fiscalía, la respuesta desde la Junta de Castilla y León ha sido esta

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-3.png

De manera resumida, no han hecho nada ni tienen intención de hacerlo. Desde el mes de marzo de 2018 Ecologistas en Acción hemos presentado varios escritos pidiendo conocer como se estaba tramitando el caso, en todos ellos se nos justificaba la no tramitación por falta de personal y el retraso (i)lógico en las incoaciones.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es image-4.png

Otra justificación recurrente del Servicio Territorial ha sido que estos casos de envenenamiento habían sido trasladados al Ministerio Fiscal y por tanto la vía administrativa quedaba paralizada hasta que se determinara que hacía Fiscalía con el caso. Este fragmento de abajo está fechado el 17 de febrero de 2021 y firmado por el Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León.

Como nos parecía excesivo ese periodo de tiempo para resolver sobre el caso se pidió información a Fiscalía para que aportara información y conocer en que situación se encontraba el caso, la respuesta a esa petición es la siguiente

Es decir, Fiscalía archivó el caso en junio de 2018 y, o bien no dio traslado a la Junta del archivo, o bien, conociendo el funcionamiento y la (des)coordinación del Servicio Territorial de Medio Ambiente, en este Servicio la comunicación se perdió o se olvidó en algún cajón.

En Agosto de 2019 desde Ecologistas en Acción solicitamos al Servicio Territorial de Medio Ambiente que procediera a tramitar la suspensión cautelar de la actividad cinegética en el Coto de Micieces de Ojeda donde se produjo el venenazo, lógicamente esta petición no fue atendida y el caso de envenenamiento de varios ejemplares de especies protegidas ha quedado en nada.