Retirada de la Q de calidad para el Parque Natural de la Montaña Palentina

Posted on 19/07/2021

0



Parece evidente que un Parque Natural que no es capaz de gestionar sus pocas basuras, que tiene una señalización más que deficiente y en el que mueren osos disparados en cacerías no debe tener ningún distintivo de calidad.

Ante la reciente polémica porque la Junta de Castilla y León deja de recoger la basura de los contenedores ubicados en aparcamientos e inicio de sendas del Parque Natural de la Montaña Palentina y cuya gestión es competencia de la Dirección del Parque, no vale con eludir la responsabilidad.

Es evidente que los lugares donde están esos contenedores (Roblón de Estalaya, Tejeda de Tosande, Fuente Cobre, Mirador de Piedrasluengas y Senda del Gigante) son infraestructuras del Parque dentro del programa de uso público, por tanto, parece claro que debe ser la Dirección del Parque Natural la que gestione la retirada de esas basuras, por mucho que el Jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente se empeñe en decir lo contrario.

La pregunta que deberían responder tanto el Jefe del Servicio de Medio Ambiente como el Director del Parque Natural es cómo se ha venido gestionando hasta ahora esa recogida de basura ¿Ha habido acuerdos con las mancomunidades de la comarca? ¿Por qué no siguen en vigor esos acuerdos? ¿Quién ha recogido últimamente esa basura? ¿Cómo se gestionaban esas basuras?

Esa gestión de la basura no puede representar un coste elevado dentro del presupuesto que maneja el Parque como para no ser asumido por la administración regional, por tanto, si desde el Parque Natural no se puede asumir un gasto menor parece claro que el Parque Natural de la Montaña Palentina tiene un serio problema.

Ecologistas en Acción entiende y apoya la postura del alcalde de Cervera de Pisuerga negándose a asumir esos gastos y lamenta que el Jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente siga con su política de no asumir su responsabilidad y buscar culpables en aquellos que no están en su mismo lado, quizás este problema no hubiera tenido tanta repercusión si el partido de gobierno en el Ayuntamiento de Cervera fuera del agrado del Jefe de Servicio.

El problema de la recogida de basuras es la punta del iceberg de la nefasta gestión de este Espacio Red Natura 2000, que desde la organización ecologista se denuncia a menudo, como el tránsito por pistas sin gestión administrativa, la situación del turismo en Julio y Agosto que echa en falta una correcta señalización, una faraónica Casa del Parque con muy pocos visitantes y poco sentido, la larga lista de osos muertos que acumula este espacio protegido y otros problemas que generan cada vez más rechazo a la figura del Parque entre los habitantes de la zona, lo que demuestra que el Parque Natural está sirviendo de poco para revitalizar y ser motor de desarrollo de la comarca, con una Dirección que hace tiempo que debería haber sido relevada por falta de ilusión, capacidad o iniciativa.

Desde la Dirección del Parque no se ha escatimado para conseguir los certificados de calidad que pongan a la Montaña Palentina en la primera línea del turismo de naturaleza, un título para exhibir en la propaganda administrativa, pero el día a día, menos vistoso, nos muestra una vez más que la deficiente gestión pone en duda que deba otorgarse una Q de calidad al Parque Natural de la Montaña Palentina.