El 90% de los subsidios agrícolas globales dañan a las personas y al planeta según la ONU

Posted on 21/09/2021

0



Casi el 90% de los 540.000 millones de dólares en subsidios globales otorgados a l@s agricultor@s cada año son «dañinos», según ha descubierto un sorprendente informe de la ONU. Este apoyo agrícola daña la salud de las personas, alimenta la crisis climática, destruye la naturaleza e impulsa la desigualdad al excluir a l@s pequeñ@s agricultor@s.

Si se cambiaran las reglas y los criterios de adjudicación (apoyo pequeñ@s agricultor@s, premiar manejos ecológicos, ganadería extensiva…) ayudarían a luchar contra la pobreza, mejorar la nutrición y abordar de forma simultánea la emergencia climática. Resulta urgente alinear los cambios en el sistema alimentario con las medidas para abordar la crisis ecosocial.

Los mecanismos públicos de apoyo a la agricultura en muchos casos obstaculizan la transformación hacia sistemas alimentarios más saludables, sostenibles, equitativos y eficientes, alejándonos activamente del cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y las metas del Acuerdo de París. Este informe expone el caso convincente para reutilizar el apoyo perjudicial a los productores agrícolas para revertir esta situación, optimizando el uso de recursos públicos escasos, fortaleciendo la recuperación económica de la pandemia de COVID-19 y, en última instancia, impulsando una transformación de los sistemas alimentarios que pueda respaldar el desarrollo sostenible global.

El informe proporciona a los encargados de la formulación de políticas una estimación actualizada de la ayuda a l@s productor@s agrícolas pasada y actual para 88 países, proyectada hasta 2030. Las tendencias que surgen del análisis son un claro llamamiento a la acción a nivel nacional, regional y mundial para eliminar gradualmente las más distorsionantes. Apoyo ambiental y socialmente nocivo, como incentivos de precios y subsidios asociados, y reorientarlo hacia inversiones en bienes y servicios públicos para la agricultura, como investigación y desarrollo e infraestructura, así como subsidios fiscales disociados.

En general, el análisis destaca que, si bien es necesario eliminar y / o reducir el apoyo agrícola perjudicial, se necesitarán iniciativas de reutilización que incluyan medidas para minimizar las compensaciones políticas para garantizar un resultado beneficioso en general. El informe confirma que, si bien algunos países han comenzado a reutilizar y reformar el apoyo agrícola, se necesitan reformas más amplias, profundas y más rápidas para la transformación de los sistemas alimentarios. Por lo tanto, proporciona orientación (en seis pasos) sobre cómo los gobiernos pueden reutilizar el apoyo a los productores agrícolas, y las reformas que esto requerirá.

Acceso al informe: AQUÍ