Ecologistas en Acción solicita que se investiguen los daños de lobo

Posted on 13/10/2021

0



Según los datos facilitados por la Junta de Castilla y León unas pocas explotaciones ganaderas concentran la mayor parte de los daños de lobo en la provincia de Palencia.

Ecologistas en Acción lleva varios meses intentando recabar información sobre los daños de lobo en la provincia de Palencia, ante las reticencias iniciales de la Junta de Castilla y León y tras presentar una queja ante el Comisionado de la Transparencia se ha recibido contestación de los daños desde el año 2019, datos insuficientes por lo cual se ha solicitado una ampliación de información.

Resulta curioso que gran parte de los daños se concentran en pocas explotaciones mientras que otras, vecinas y cercanas, apenas tienen daños. Lo que puede suponer una evidente diferencia de manejo en las explotaciones, no teniendo daños los verdaderos profesionales, y teniendo la mayoría de los daños las peor atendidas y/o sobredimensionadas.

En los terrenos titularidad de la Junta de Castilla y León, como las Reservas Regionales de Caza, los ganaderos cobran los daños en tiempo y forma, al igual que daños de otras especies, por tanto los lamentos no son entendibles porque la sociedad y la Unión Europea (la que les paga la PAC) exigen una convivencia con lobos. El problema surge en los cotos privados de caza, donde deben ser los titulares y/o arrendatarios los que paguen, y no lo hacen.

Habrá que consultar también a los sindicatos agrarios si están haciendo algo más que acudir a la prensa, o bien están ayudando a sus afiliados –a través de sus asesorías jurídicas- a presentar reclamaciones contra esos cotos privados de caza. Los cotos se quedan con toda la rentabilidad del aprovechamiento para sus titulares (generalmente pueblos) y/o arrendatarios. No atendiendo sus obligaciones de pago es fácil ser muy rentable.

¿Presentan los sindicatos agrarios reclamaciones contra los cotos privados de caza o solo saben proponer la caza de lobos y/o que lo pague todo la administración? Es evidente que en muchos casos el titular del coto es el alcalde del pueblo que a la vez es ganadero, incluso afiliado al sindicato, por tanto, la ecuación está resuelta.

Se equivocan los ganaderos y sus sindicatos buscando en los cazadores y la caza del lobo a sus aliados, cuando va a ser el nuevo estatus de protección del lobo el que les va a dar mayores garantías de cobro de daños en todo el territorio, salvo que detrás de todo esto solo haya intereses económicos vinculados a la caza (pero solo para unos pocos), una ancestral animadversión y poca intención de cambiar la forma de manejar el ganado. Esta versión ya la conocemos, probemos la nueva con fondos económicos suficientes y protección de la especie.

Por tanto, ante toda esta picaresca sobre los daños de lobo, desde EeA vamos a valorar que se investigue detalladamente lo que está sucediendo y se opte por una política preventiva, incentivando a los ganaderos que no tienen daños por su buena gestión.