Pérdida de cigüeñas en Intorcisa de la Peña-Guardo

Posted on 17/01/2022

0



Hemos recibido un escrito (reproducimos a continuación) de varios vecinos del municipio de Intorcisa de la Peña, para comentarnos un suceso que tiene indignada a gran parte del pueblo. El escrito denuncia la corta de un árbol en cuya copa había un nido de cigüeña.

Intorcisa de la Peña es un pequeño pueblo (de unos 50 vecinos) situado a 5 kilómetros de la localidad de Guardo, provincia de Palencia- Castilla y León.

Todos los años, aproximadamente a finales del mes de diciembre, la cigüeña llega a nuestro pueblo y vive entre nosotros hasta el mes de agosto (cuando emigra de nuevo). Desde hace más de 50 años, no ha habido un solo año en que la cigüeña no nos haya visitado. Y es que, desde hace más de 50 años, la cigüeña tiene su nido en el mismo árbol del pueblo, en el que vive y tiene sus crías año tras año.

El árbol en el que la cigüeña anida pertenece a una finca particular, que al menos hasta el día de hoy, se encuentra prácticamente abandonada. En la mañana de ayer el propietario de esa finca no ha dudado en talar el árbol y con ello ha destruido el nido de la cigüeña (en el que actualmente anidaban dos especies).

Desconocemos si tiene o necesita algún tipo de permiso para cortar un árbol que, insistimos, se encuentra en la finca de su propiedad.

Lo que si sabemos sin ninguna duda, es que antes de talar el árbol no se ha reubicado el nido de la cigüeña en ningún otro sitio (lo que nos lleva a sospechar que las autoridades ambientales no han sido informadas de ello).

La cigüeña es una especie protegida y como tal, debería de ser tratada tanto por los ciudadanos como por las autoridades competentes. Vivimos un momento en el que cada vez es mayor la concienciación sobre el reciclaje, las energías verdes, y el respeto de nuestro medio ambiente. Por tanto, comportamientos de este tipo no deberían de permitirse.

Esta concienciación sobre la importancia de la protección del medio natural, ha llevado a legislarlo, a castigar cada vez de forma más dura y contundente los comportamientos que atentan contra el medio ambiente. En concreto, el artículo 334 del Código Penal, prevé pena de prisión de 6 meses a dos años o multa de ocho a 24 meses para aquellas personas que, “contraviniendo las leyes”, destruyan o alteren gravemente el hábitat de cualquier especie animal. Pena que se impondrá en su mitad superior si se trata de especies o subespecies catalogadas en peligro de extinción. Este comportamiento grave e irresponsable también está tipificado en la Ley 42/2007 de 13 de diciembre de Patrimonio Natural y la Biodiversidad, y en la Ley 4/2015, de 24 de marzo de Patrimonio Natural de Castilla y León, y está castigado con penas de multa. 

Insistimos en que desconocemos si el vecino responsable de esta aberración tenía o no permiso para cortar el árbol en el que anida la cigüeña. Lo que si sabemos con total certeza, es que el nido ha caído con el árbol. En ningún caso han acudido al lugar los agentes medioambientales para controlar esta actuación y retirar y reubicar el nido.

       

Posted in: convocatorias