Continúa el rechazo a las macrogranjas en Boedo-Ojeda

Posted on 31/01/2022

0



La Junta Vecinal de Hijosa de Boedo comunica a los agricultores que no podrán verter purines de porcino en las fincas o parcelas propiedad de la Junta Vecinal.

Durante el periodo de alegaciones a los proyectos de macrogranjas en la comarca del Boedo y la Ojeda tuvimoos  conocimiento que las tierras comunales pertenecientes a la Junta Vecinal de Hijosa de Boedo estaban  arrendadas a diferentes agricultores a través de un contrato con un condicionado donde se establecía la manera de proceder por parte de los arrendatarios, uno de esos puntos recogía la prohibición de verter purines. Sin embargo, según la información que ofrecían los distintos estudios de impacto ambiental de las macrogranjas se utilizarían algunas de esas tierras comunales para valorización de los purines.

Registramos una petición de información en octubre de 2020 a la Junta Vecinal de Hijosa de Boedo para conocer el número de agricultores que tenían firmado contrato de arrendamiento con esa Junta Vecinal, conocer el número de las parcelas arrendadas así como el polígono al que pertenecían y una copia del modelo de contrato de arrendamiento de las tierras comunales. Ante la negativa de la Junta Vecinal a facilitar esos datos, se recurrió al Procurador del Común que en noviembre de 2021 dictó Resolución dando un plazo de dos meses a la Junta Vecinal para que atendiera la petición de información formulada.

Dentro del plazo marcado en la Resolución del Procurador la Junta Vecinal ha informado que son 70 las parcelas comunales arrendadas, que no hay suscritos contratos de arrendamiento con los agricultores y que estos han sido avisados de “que esta Junta Vecinal tiene acordado que no autoriza se realice vertido alguno de cualquier clase de purines de porcino en las fincas o parcelas de propiedad de la Junta Vecinal de Hijosa de Boedo”.

Esto supone un importante revés para algunas de las macrogranjas proyectadas en el Boedo-Ojeda ya que no podrán contar para la valorización de los purines con las parcelas de la Junta Vecinal de Hijosa, por tanto los estudios de impacto deben ser anulados.

Desde Ecologistas en Acción animamos al resto de Ayuntamientos y Juntas Vecinales afectados por la instalación de macrogranjas a que sigan el ejemplo de la Junta Vecinal de Hijosa de Boedo y no sean cómplices de la degradación ambiental y social que suponen estas industrias.