La defensa en el caso de la osa disparada en Ventanilla apunta a otros compañeros del cazador investigado

Posted on 29/03/2022

0



Las diligencias judiciales revelan cómo la defensa, que ha tenido más de un año para proponer pruebas lo hace al final de la instrucción, solicitando una prórroga de la misma, dilatando el asunto.

En esta solicitud de pruebas, además de poner el foco en los veterinarios del Centro de Recuperación de Animales Salvajes (CRAS) que han realizado los diferentes informes, busca también que la osa pudiera tener un disparo de otro cazador de la misma cacería, a pesar de que ha quedado acreditado que la osa no podía tener disparos de días anteriores ni tampoco de cacerías colindantes porque no las había y porque el disparo fue prácticamente de muerte instantánea.

Esta nueva prueba solicitada por la defensa pone el acento en el reparto de los puestos y en conocer quién ocupaba cada puesto, en una clara intención de buscar quien pudo disparar a la osa, cuando el reparto de esos puestos y quien los ocupaba lo conoce el que consta en diligencias y declaraciones como Jefe de Cuadrilla, en este caso su propio defendido.

Los informes tanto de balística como del CRAS son tan contundentes como demoledores para el investigado pero su defensa continúa en la línea de buscar en los diferentes fragmentos del proyectil cuando uno de esos fragmentos, precisamente el que causó la muerte a la osa, pertenecía al rifle de su defendido, como ha dejado claro el informe de balística.

Además de solicitar también documentos al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Palencia, la defensa requiere información solo a uno de los Celadores de Medio Ambiente presente en la cacería, olvidándose del otro Celador, teniendo que ser Ecologistas en Acción el que, a la vista de las diligencias y del atestado, lo haya solicitado.

La mayoría de estos documentos que ahora solicita la defensa o bien ya están en el atestado del Seprona de la Guardia Civil o se han ido incorporando durante la instrucción de la causa. Parte de esta prueba que ahora se propone, a la vista de las declaraciones y de la instrucción, puede corresponderle incluso a su defendido, como responsable de la cuadrilla.