Informamos a Fiscalía sobre expedientes de medio ambiente sin resolver por la Delegación Territorial de la Junta

Posted on 16/10/2020

0



Con motivo de la no tramitación de los expedientes sancionadores en materia de caza y la parálisis  del Servicio Territorial de Medio Ambiente, se ha informado a la Fiscalía Provincial por si hubiera indicios de algún tipo de ilícito penal.

A finales de septiembre presentamos ante el Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León el enésimo y último escrito consultando el estado en el que se encontraban en concreto cuatro expedientes sancionadores en materia de caza, dos no iniciados y dos iniciados sin resolución final.

Como viene ocurriendo de manera reiterada desde hace bastante tiempo no se ha recibido ningún tipo de contestación, algo que se ha tornado en habitual desde que el nuevo gobierno de  la Junta de Castilla y León y el nuevo Delegado Territorial en Palencia tomaron posesión, todo ello a pesar de que existe una Resolución expresa del Procurador del Común del año 2014 que obliga a considerar a Ecologistas en Acción como parte interesada.

Ante esta situación, que denota una absoluta dejadez en el desempeño de sus funciones se ha decidido recurrir a la Fiscalía Provincial por si de esta falta de diligencia, muy importante en la tramitación de denuncias y expedientes sancionadores, se podría haber cometido algún tipo de irregularidad o responsabilidad penal ya que difícilmente se pueden escudar en la falta de personal, por motivos sanitarios, por las fechas de las denuncias o por el tiempo transcurrido.

La negligente actuación del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Palencia y, por añadido, de la Delegación Territorial, ha permitido en estos casos concretos, no abrir expediente sancionador en materia de caza en dos asuntos de una complejidad extraordinaria para los agentes del Seprona que ven así como su trabajo queda en nada. Esta actitud de la administración regional obliga a recurrir como única salida a la vía judicial, lo que demuestra una gran irresponsabilidad.

Esto podría ser solo la punta del iceberg, ya que estos son algunos de los casos de los que participamos, pero es bien conocido que son muchas las denuncias que ni tan siquiera llegan a tramitarse y otros expedientes sancionadores que se inician y terminan caducando.

Consideramos muy grave que la tramitación de expedientes sancionadores en materia de medio ambiente sufra una parálisis que haga inútiles el procedimiento y las infracciones administrativas, lo que supone menospreciar el trabajo de los agentes de campo que en muchas ocasiones exponen su integridad física y no cumplir ninguna de las funciones para las que está creado el procedimiento sancionador.