¿Hemos aprendido algo durante el confinamiento?

Posted on 16/06/2020

0



Ahora que está a punto de regresar el excesivo ruido y contaminación del aire a nuestras ciudades, ahora que este sistema de consumo sin límites que ha generado el problema del siglo pretende arrancar con su dosis habitual de inconsciencia, quizá sea la hora de preguntarse ¿la sociedad de consumo genera felicidad? ¿este sistema es compatible con la vida?

En general, la publicidad nos vende un modelo de «felicidad» que no es compatible con la vida, el modelo se caracteriza por crear falsas necesidades que a medio y largo plazo no nos aportan bienestar. El efímero momento de satisfacción que genera la compra mantiene esa constante espiral de insatisfacción, la acumulación compulsiva de objetos y experiencias: satisfacción inmediata e insatisfacción crónica que hace que nada parezca suficiente.

En Ecologistas en Acción hemos trabajado ampliamente la relación del consumo y la grave crisis ecosocial en la que estamos inmersos. Pero también creemos importante que nos paremos a pensar ¿qué impacto tiene el consumismo sobre nuestra felicidad? Siendo este argumento uno de los más repetidos en la publicidad para animarnos a consumir, conviene reflexionar sobre si el consumismo nos hace felices o infelices.

Aunque partimos del hecho que felicidad es un concepto subjetivo e influido por factores culturales, hay cierto consenso en que depende de la satisfacción de unas necesidades humanas finitas y generalizables. Max-Neef propone las siguientes: subsistencia, protección, afecto, entendimiento, participación, ocio, identidad, conocimiento y libertad.

Dado que la mayor parte de esas necesidades no son materiales, se llega a la conclusión de que el nivel de riqueza material sólo influye en la felicidad personal hasta que alcanzamos cierto nivel, a partir de ahí la felicidad no solo no aumenta, sino que puede reducirse según la paradoja de Easterling.

Dado que el consumismo nos aleja de la felicidad, te hacemos algunas propuestas para poder vivir en una sociedad más respetuosa con el entorno, constructiva, colaborativa, justa y en definitiva feliz en –> https://consumimosfelicidad.org/alternativas/

carteles_cons_felic-04